Este post va dedicado especialmente a aquellos qué como yo echamos de menos muchas cosas en este mes ,  muy especialmente a mi hija Mari-Cruz con 50 años  que falleció de cáncer  un 13 de diciembre de 2002 ,  dejando  a dos hijos con 11 y 13 añitos.

Abuelo Andrés.