Mi traslado a Córdoba-

De antemano y por medio de compañeros nuevos de la Comandancia pude alquilar un pisito pequeño en la calle Úbeda de la barriada del Sector Sur con una cocinita, un comedor, dos dormitorios y un pequeño aseo con ducha. Para ponerlo en condiciones de habitarlo mi cuñado Rafalete hermano de mi esposa y dos compañeros de trabajo llamados “El Guitarra” y “Pepe el Cojo” por voluntad propia tuvieron la iniciativa y la buena voluntad de pintarnos el mismo, cosa que he de agradecer en esta vida. ¡No podéis hacerse una idea! , lo bonito y coqueto que quedó.!

Para el traslado del mobiliario desde Montoro a Córdoba la Comandancia de la Guardia Civil me facilitó un camión de grandes proporciones el cual una vez cargado con ayuda de amigos y compañeros nos lo llevamos hasta nuestro nuevo domicilio.

comandancia-de-cordoba

Pequeño incidente.

Si, hubo un pequeñísimo incidente al descargar el camión ya en Córdoba, que fue al intentar quitar la puerta trasera de chapa del vehículo ésta cayó verticalmente encima de uno de mis pies,pero gracias a que la misma tenía dos pernos de unos diez centímetros que me evitó cortarme el pie, pero si recibí un pequeño golpe que me dejó por espacio de diez a quince días bastante inflamado el mismo.

Mis servicios encomendados en la Plana Mayor de la 231ª Comandancia en aquellas fechas fue la de auxiliar de otro compañero en el Negociado de Ingresos de Aspirantes al Cuerpo de la Guardia Civil y llevar también la documentación para el cobro de Pluses y Dietas tanto de Jefes, Oficiales, Suboficiales, Cabos y Clases de Tropa por comisiones de servicios. En esta situación permanecí cuatro años en que mi compañero Francisco Haro fue licenciado por su pase de jubilación, fecha esta en que quedé como jefe de dicho negociado en unión de otro compañero que entró como auxiliar. Durante el tiempo que permanecí en la Comandancia de Córdoba que fueron catorce años y ocho meses pudimos juntar para una entrada y hacernos de un pisito de unos sesenta metros en la Barriada de Sagunto muy próximo al que fue Regimiento de Infantería de Lepanto núm.2. en aquellas fechas y en él estuvimos viviendo hasta que adquirimos otro con 90 metros cuadrados útiles de capacidad en la misma barriada, en el que vivimos vuestros padres y estos abuelos.

En el mes de julio de 1983 pasé a la Segunda Actividad Militar ,y retirado por la edad el 2 de julio de 1992, situación ésta en la que me encuentro en la actualidad disfrutando de mi vejez en unión de la abuela María, ya que nuestros hijos que son vuestros padres hace tiempo volaron del nido, por eso ustedes tenéis la oportunidad ahora de vivir vuestras vidas y esa libertad de amar .

Cuando tengáis hijos dejarlos que vuelen solos del nido cuando les llegue la hora y no los reclaméis para que vuelvan.

paloma1
De esta forma se aprende a querer y amar a los seres queridos, cuando un hijo vuela de su nido, no es que no nos ame o esté cansado de nosotros, simplemente quiere abrazar su propia vida y debemos dejarlo ir … Nuestro deber y obligación ha de ser la de guiar ese vuelo para que no sea perturbado por nada, ni siquiera por una pregunta.

MI TIEMPO DE JUBILACIÓN
Probablemente no espero contar nada nuevo., ahora me dedico a pasear, sacar videos de la ciudad, de todos los pueblos de nuestra provincia, de ferias y otros lugares con mi cámara de video y como no conversar con los amigos y compañeros de mi edad, también leer y escribir en especial….

De esta manera dejo pasar los días de mi jubilación, unos con más ganas de hacer cosas de utilidad y otros con menos voluntad….
Es cierto que se tiene muchos recuerdos en que pensar, recuerdas tu anterior agilidad la que añoras ahora al verte ya muy mayor y ver no puedes manifestarte como lo hacías
antes, pero voy mentalizándome en que no puedo ser joven hasta la eternidad.
Continuará…