CAPÍTULO  IV.-

QUIRÓFANOS.-Ya  de mayor he pasado varias veces por diferentes quirófanos hospitalarios, el 25 de noviembre de 1991 fui operado de corazón abierto de Bypass Aortocoronario a la arteria   Obtusa Marginal (con vena safena extraída de la pierna izquierda).

El  7 de febrero de 2002 fui intervenido de Colecistectomía, una corrección de hernia inguinal derecha, desde la cavidad abdominal. Adhesiolisis y liberación del asa, cerrando la pared con planos con MACOM, Safil y grapas Prolene de descarga Drenaje de Penrose Apendicetomía..

No había terminado de descansar cuando el 28 de noviembre de 2003 sigue la racha mala y soy operado de Bypass demoropopliteo a primera porción con una prótesis de PTF Gore Tez de Smm Anillada, pero no queda la cosa ahí porque fui nuevamente intervenido de cataratas en ambos ojos el 31 de octubre de 2007 del ojo izquierdo y el 14 de noviembre del mismo año del ojo derecho con implantes de lentes intraoculares..

Para no amargaros más de mis dolencias corporales, quiero deciros que

sigo haciendo una vida normal, a veces tengo unos altos y bajos… pero aún sigo con los pies en el suelo.

¿Sabéis cuánto vale la vida?…lo verdaderamente es el respirar ¡Se lo que vale una vida!, y esto fue lo que me ocurrió en la primera de mis operaciones, ¡os acordáis lo malito que estuve! fue esto lo que me pasó  cuando llegué al hospital: “ me tendieron en una camilla para observar mi dolencia, momento este que perdí  el conocimiento viéndome subir entre una nube muy blanca hacía el cielo muy despacito, muy despacito y al llegar a un tope sin saber cual pudiera ser éste abrí los ojos y me  encontré rodeado de médicos en una cama.” ¡Por eso tenemos que luchar por conservar nuestra vida!…es cierto la vida vale más que los quejidos…pero a veces…es todo lo que tenemos…olvidarla es…tremendo!…

La vida, es la vibración a cada instante, ante la emoción de percibir la maravilla de la creación que nos rodea. También  nos sirve para entender que cada minuto que transcurre no volverá, por ello tenemos que aprender más cada día para evolucionar y cambiar para luego hacer de nosotros un ser mejor que ayer.

También quiero haceros mención , que vuestra abuela María desde hace ya un año padece de esa enfermedad mental caracterizada por la perdida de la capacidad de la mente para llevar una vida normal que le llaman  “Demencia senil”, motivo este en que el abuelo se ha tenido que hacer cargo de todos los menesteres de la casa, desde las comidas, camas, limpiezas, planchar y  cuidar de la vida personal en todos los aspectos, …creo que por este motivo Dios ha querido darme un poco de más vida

Me animo así mismo aunque me tapo los oídos con la almohada y gruño de rabia cuando suena el despertador…gracias a Dios puedo oír.
Aunque la comida no estuvo como yo deseaba…doy gracias también  a Dios  porque tengo alimentos…hay muchos  que tienen hambre. Y a pesar de no estar conforme con la vida, peleo conmigo mismo y tengo muchos motivos para quejarme… pero le doy gracias a Dios por  tenerme en la vida.

Continuará