Nuestra vida ha tenido con el pasar de los siglos, la posibilidad de que el Universo esté lleno de vida y que no estamos solos a pesar de todo  lo hablado. La vida es el producto final de  las leyes que gobiernan el funcionamiento del Universo,  son las mismas leyes que permitieron su formación.

El proceso de conocimiento del hombre, nos ha permitido estudiar el tamaño casi infinito del mismo llegar a conocer la vida que pudiera existir en otros lugares que las otras civilizaciones inteligentes, ya hayan llegado a la conclusión de que nunca llegaremos a superar las diferencias que separan a la humanidad.

En resumen únicamente por medio de sabiduría y conocimientos, nuestra especie llegará a entender su origen y propósito. Se creé que en el caso del ser humano, la selección natural no nos ha permitido llegar a ser lo suficientemente inteligentes, para ser capaces de eludir nuestras diferencias a nivel global. En pocas palabras tenemos que ser seres que aprendamos a querer la vida y a respetarla.

Para empezar, si suponemos que la vida puede surgir en cualquier sitio con las mismas condiciones, también tenemos que dar por válidos el resto de las leyes que rigen para la evolución de nuestra propia vida.

La creencia de que estemos siendo –aislados- por una civilización superior, no se sabe para qué es la típica afirmación no falsable que no puede ser ni desmentida ni confirmada.

Esto, nos llega a plantearnos cual es la diferencia entre un universo simulado y uno real, sin ambos no existiría ninguna diferencia. Estamos convencidos de que exista vida en otros planetas-son muchas las posibilidades de vida en ellas-, solo debemos investigar algo más acerca de la astrología para entender infinidad de temas para conseguir que en realidad están ahí justo para ser descubiertos y poder unos y otros unir nuestras vidas en una sola, limpia y sana y – para esto sería muy importante para ayudar a otras civilizaciones universales.

Vida en la Tierra y vida en el Más allá-son conceptos que nos recuerdan la posibilidad de  llegar al Cielo.