Que feliz ha sido este abuelo ayer día 30, ya que fue mi santo nombre Andrés.

Si, he sido muy feliz ya que desde tempranas horas del día fui siendo felicitado por mi hija, hermanos, cuñados, nuera, nietos y amigos.

Como he mencionado antes para mi ha sido una verdadera alegría y dulzura la que he tenido en ese hermoso día.

Para este abuelo ha sido como el recibir de todos ellos una significada joya, felicidad y amor constante. Tuve en aquellos instantes como una sonrisa de un niño con expresión viva de amor y comprobar una vez más que todos se acuerdan de este abuelo.

Muchas gracias.