En este hermoso día que tenemos hoy me encuentro a la salida de uno de los ascensores, con una de las empleadas de esta Residencia que dice llamarse Yolanda, a la que le hago unas preguntas: ¿ Yolanda,  que tiempo llevas trabajando en esta Residencia de Personas Mayores “El Yate”, y cual es tu misión de trabajo en la misma?… Me hace saber que lleva  siete años y medio haciendo diferentes clases de trabajo  dentro de las normas establecidas para ello,

Durante las primeras horas de la mañana hago un servicio de apoyo  bajando personas residentes incapacitadas en sus carritos correspondientes desde los dormitorios  hasta el comedor con objeto de que otras personas del Centro que las esperan  les den los desayunos  oportunos y en las maneras a que cada persona lo necesite bien por molidos, o por ellos directamente.

Seguidamente me dedico a las tareas  de lavandería o lencería, que incluye la recepción de ropa y recogida de las máquinas  (lavadoras y secadoras), planchado de las mismas, ordenación de piezas y despacho de aquellas  a las habitaciones de cada residente y colocarlas en los armarios  oportunos.


.

¿Una pregunta muy curiosa, como sabes a que persona  corresponde cada pieza o ropa del residente para ponerla en sus armarios?… muy fácil, a su entrada a la Residencia de las personas, se le hace saber a los residentes y familiares que las mismas a su ingreso en el Centro han de venir con un número de identificación asignado ya a cada persona, con

Todo esto y un poquito de amor propio  yo voy reconociendo minuciosamente  a quien pertenece una y otra de cada residente para su colocación en sus perchas y armarios adjudicados en cada dormitorio.

¿Te gusta estos trabajos que realizas en el Centro?… Sí, soy persona que me adora hacer estos trabajos, así como el de apoyo que me lleva a permanecer junto a las personas mayores que necesitan de nosotros tener a alguien junto a ellos, adorándome y queriéndome muchísimo todos en general.

Escribe abuelo Andrés Téllez .-