Este servicio está dirigido por dos médicos especializados en las patologías  más comunes que presentan los residentes del Centro de Personas Mayores “El Yate”, y se ofrece dentro de la residencia de ancianos, para comodidad de nuestros mayores por los Doctores Dª_LAURA ARIZA FUENTES y D._JOSÉ MARÍA JIMÉNEZ con una atención individual y personalizada a cada caso.

Este residente, viene observando que en el Centro y muy especialmente en la consulta médica, se cumplen y  se llevan a cabo con muchísimo interés los cuidados de dicha especialidad con los residentes  y, por este motivo todos los servicios están enfocados al trato humano personalizado y de calidad  de todas las facetas a tratar dentro del  consultorio médico del Centro.


El servicio médico que actualmente se encuentra ejerciendo sus labores como tales profesionales,  debe tener un perfil adecuado a la función que tiene asignado, así como un plan de formación continua para asegurar la idoneidad en la realización de sus funciones a lo largo de su vida laboral, y por supuesto la plantilla de profesionales de la residencia tiene que ser adecuado para el número de plazas destinando  la atención social de personas mayores  con régimen de internamiento.

Para terminar decir que la  Residencias de Ancianos han de ser centros abiertos, alegres, dinámicos y optimistas, puesto que se trata de la vivienda del anciano,  un lugar donde debe divertirse en la medida de sus posibilidades y sentirse bien. No  es un hospital ni tampoco un  hotel. Una residencia para ancianos tiene que convertirse en un hogar para todos

La dinamización de la vida en residencias no puede encargarse a dos

o tres profesionales, pues se convierte entonces en la animación de momentos  concretos.

Si deseamos buscar formulas para que los Centros respiren  climas de normalidad, tenemos que facilitar la participación de los profesionales,

el residente, la  familia  y la comunidad o entorno.

Escribe abuelo Andrés Téllez.