Dijo Marco Aurelio:

“Nuestra vida es obra de nuestros pensamientos: si tenemos pensamientos felices, si tenemos pensamientos desdichados, seremos desdichados, si tenemos pensamientos temerosos, tendremos miedo, si tenemos pensamientos enfermizos, caeremos enfermos, si pensamos en el fracaso, seguramente fracasaremos, y si nos dedicamos a compadecernos, todo el mundo huirá de nosotros”.

Dijo Confucio:

“Nuestra mayor gloria no esta en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez caemos”.

Dijo Miguel Ángel:

Dijo Jorge Luis Borges:

Hay derrotas que tienen más dignidad que la misma victoria”.

Dijo Khalil Gibran:

“El químico capaz de extraer de un corazón esos elementos llamados compasión, respeto, deseo, paciencia, arrepentimiento, sorpresa y perdón, y de combinarlos entre sí, habrá creado ese átomo que se llama amor”.

Dijo Isaac Newton.

“Si he podido ver más allá que los demás, es porque me he parado en los hombros de un gigante… en los hombros de Dios.

Escribe abuelo Andrés.

estar-peor