Dando las gracias a una Presidenta

Vivir agradecido genera un bienestar que se multiplica a través de las acciones.

Abuelo Andrés, en nombre de todos los componentes de esta Residencia de Personas Mayores “EL YATE”, familiares y como no de todos los empleados de este Centro, por haber conseguido llegar a buen puerto nuestra petición de que quedará como mascota entre nosotros el perro aparecido días pasados a las puertas de la Residencia.

Todos juntos señora Presidenta de este Centro, y con letras mayúsculas queremos darle las G R A C I A S por medio de estas letras, al haber hecho que nuestra petición de días pasados haya sido hecha una realidad, la que jamás podremos olvidar los abuelos, y todas las personas mencionadas con anterioridad, al concedernos que el animal quede a nuestro lado como mascota y no como un objeto, que su estancia entre nosotros nos anime en ese día a día a continuar engrandeciendo nuestros corazones, y como no, también

Le damos nuevamente las g r a c i a s por habernos dado la idea para que el perro sin nombre se le pudiera asignar el de “Y A T E “, como un recordatorio a esta Residencia de Personas Mayores que con su merecido cargo la representa.

La gratitud nos ubica, nos da un toque de humildad y nos sensibiliza, ya que nos recuerda que ni somos los únicos, ni podemos hacer todo solos.

Abuelo ANDRÉS TÉLLEZ .

¿Que quiere este perro de nosotros ?

Hoy he quedado sorprendido cuando al salir del interior del edificio de la Residencia de Personas Mayores “El Yate” en la ciudad de Córdoba hacia la terraza existente en la misma, para tomar el sol o la sombra según el tiempo que ese día esté presente ante nosotros los residentes del centro, al abrirse la puerta de cristal me dí como dice el refrán ¡cara a cara! con un precioso perro de una edad mediana a mi parecer por no entender nada de estos animales.

Me advirtió la celadora de la puerta, hiciera el favor de echar a mencionado animal fuera del cercado de la Residencia para evitar su permanencia en mencionado lugar, contesté que si, y llamando al animal poco a poco conseguí saliera de la reja de hierro corrediza que sirve para la entrada y salida de vehículos, lo que efectivamente una vez el perro fuera se cerraron las puertas de corredera, pero cual fue mi mayor sorpresa que cuando yo regresaba a la mencionada terraza el perro vagabundo (nombre adjudicado por no conocerle dueño) ya estaba nuevamente sentado a la puerta del centro, así se hizo en varias ocasiones, comprendiendo que su llegada era antes que la mía, motivado en que en el otro extremo de la cerca existe otra puerta de idénticas formalidades por donde tomaba como entrada entre hierro y hierro.

Ya lleva cerca de una semana y el animal sigue entre los ancianos como si se tratará de un componente más de la Residencia pero ¡sin hacer pago alguno por su estancia! Yo me pregunto una vez y otra ¿Tendrá este perro algo que transmitirnos con su presencia de algo que no sepamos?…Mucha gente ve a los animales simplemente como eso, animales, sin ver más allá de lo que puedan hacer por nosotros.

Estos seres sirven para, aparte de acompañar al ser humano, como compañeros de trabajo en ciertos ámbitos (policía, bomberos, guía de personas ciegas…) o también, como terapia en muchas ocasiones, y siempre adoptan una actitud efectiva y de gran apego hacia el ser humano sin hacer juicios de valor…

Para este abuelo que escribe, estos animales debemos mirarlos como terapeutas y podemos admirarles con todo el respeto que se merecen, el de un ser vivo que siete, sufre, se alegra y además ayuda al ser humano, motivo este por el cual desde aquí pido a todos vosotros amigos residentes y familiares, que se le de una oportunidad a este perro
(sin nombre alguno hasta ahora) para que se pida a la Direccción de este Centro sea adoptado para la Residencia de Personas Mayores y sirva de amigo fiel y compañero entre todos nosotros los abuelos del Centro. No dejemos que este perro siga sin tener un dueño, un amigo o alguien que lo quiera de verdad y para siempre. Cada uno de ellos tiene su historia, pero todos tienen en común que no han tenido suerte, que necesitan de nosotros ser queridos, que darían su vida por tener un dueño que les diera una segunda oportunidad y los tratará con amor, todos sienten, padecen y sufren al ser abandonados y tratados como objetos, ¡que sea adoptado y pongámosle nombre para poder llamarle nosotros los abuelos de esta Residencia!.

Abuelo ANDRÉS TÉLLEZ.

SR. Presidente

Dentro del pasillo central de esta Residencia se halla otro donde están todas las oficinas funcionales del Centro para que con las mismas se adquiera el movimiento preciso y sus piezas humanitarias sean como un engranaje potencial único y, esta Residencia de Personas Mayores de edad no deje de funcionar con todos sus rodamientos en pleno, adquiriendo de esta forma un mejor bienestar de las personas mayores que la hacen dar vida.

El señor Presidente de este Grupo Cooperativo D. Miguel Peláez Sánchez en el primer número de la revista Agazara (revista Sociosanitaria del Grupo “El Yate”) del mes de agosto último, hace un análisis en el que hace unas manifestaciones que sin lugar a duda han sido como una iniciativa pionera y aceptada al haber contado seriamente con el compromiso adquirido por los promotores para que se una tribu abierta, a los que quieran dar la opinión necesaria, sobre todo de aquellos asuntos relacionados con los distintos centros residenciales gestionados por la Entidad, puntualizando unir aún más a todos los que cada día trabajan con tanta ilusión por hacer un poco más digna y feliz la vida de las personas mayores que convivimos con todos ellos dentro de las paredes de esta Residencia.

Fachada principal de entrada a la Residencia de Personas Mayores “El Yate” Córdoba.

Hace hincapié el señor D. Miguel Peláez del esfuerzo de aquellos profesionales que han trabajado y siguen haciéndolo en todos los Centros, ha sido de un alto nivel alcanzar la calidad de los servicios que se prestan en todas las Residencias repartidas por diferentes pueblos de la provincia.

Igualmente matiza que existen unos proyectos en marcha para 34 plazas de estancia diurna en el Centro donde me encuentro como residente y una gran ampliación de la Residencia de La Carlota que puede llevar a una creación de 5º nuevos puestos de trabajo. Refrenda que se tiene que hacer meditar a los poderes públicos, para que desde ellos se decidan y se agilicen las ayudas imprescindibles para llevar a buen puerto todos aquellos beneficios que nuestra Constitución española en sus artículos específicos tienen dictadas para estos temas de las Personas Mayores en Residencias y no existan abuelos desatendidos por falta de medios para sus ingresos. Que se apremie el desarrollo de aquellas empresas promotoras que están en vías de adaptaciones fiables.
Este residente llamado Andrés Téllez anima al equipo emprendedor del proyecto para que en el mínimo plazo sea todo una realidad para el bien de la sociedad y en particular de las Personas Mayores de edad para que no ver un mañana aisladas de la humanidad.
Abuelo Andrés Téllez.
(Continuará)

Mostrador

ESCRIBIENDO DESDE EL INTERIOR RESIDENCIA MAYORES “EL YATE”


Recepción Residencia Personas Mayores “El Yate”

Giro la cabeza hacia el lado derecho observando que se encuentra el mostrador de Recepción o el pulmón de este Centro de Personas Mayores “El Yate”, es un lugar donde bien la persona residente, los familiares, amigos u otra clase de persona requiere saber de una respuesta hecha para la cual se necesita o requiere una contestación rápida e inmediata, bien sea personalmente o por medio del teléfono etc.

He necesitado poquísimo tiempo para la averiguación de lo acontecido, toda vez que en mencionado lugar me he encontrado con un hermoso ramillete de personas que hacen sus funciones con el máximos agrado y facilidades a los temas que se le interesan ,supuesto que han sido dotados de toda clase de adaptaciones para los diferentes casos que sean requeridos, en este mostrador o el pulmón de la Residencia de Personas Mayores pueden atendernos bien por Juan Manuel Bravo, Begoña Pino, Rafaela Porras, Herminia Millán o Mariló Muñoz.

Formalizadas las averiguaciones oportunas la Residencia para personas Mayores dispone dentro de su mismo edificación de unos modernos salones para actividades a realizar, habitaciones dobles con llamadores de emergencia automáticos, ascensores, pasillos anchos para el paso de sillas de ruedas, lavandería ,cocina, jardín para pasear el personal residente, Fisioterapia, Psicólogo, Médico, personal

Terraza principal Residencia para Personas Mayores “El Yate” Córdoba
.
de mantenimiento, Enfermería, Terapia Ocupacional y Animación Social Cultural entre otros, y lo más llamativo para mi es haber conocido a un personal altamente cualificado del Centro y en posición de una gran humanidad humana para nosotros los mayores de edad, que debido a nuestras cualidades de vida tenemos que someternos a tener una nueva familia y que a esta le pedimos sepa amarnos hasta nuestros últimos días.

Esta es una de las terrazas principales que posee el Centro donde en verano se toma la sombrita al menos por las mañanas y algo de las tardes, ahora en los primeros días del otoño se pasa bastante agradable su permanencia en la misma y aún algo mejor tomándote algo de refresco observando el paso de toda clase de vehículos por la antigua carretera Córdoba- Madrid.

Abuelo Andrés.

(Continuará)…

Volver a arriba