Responsables en Residencial el Yate

Los empleados que ostentan  este cargo en una Residencia de Personas Mayores, hacen unas labores máximas en sus puestos de trabajo como lo hacen  INMA FERNÁNDEZ y CARMEN MARÍN en la Residencia “EL YATE” de  Córdoba. Es uno de los cargos  con más trabajo y responsabilidad para llevar el bienestar y  calidad a todas las personas residentes  que componen la totalidad del Centro, así como igualmente llevar un  máximo control de  todo el  personal laboral a su cargo  para que esté siempre en sus puestos respectivos y haciendo de apoyo a otras compañeras que necesiten de  su ocupaciones.


Carmen Marin y Inma Fernández en el Centro “El Yate”

Pregunto a Inma Fernández para que me haga un poquito de balance de su trabajo en el Centro y alguna que otra cosa importante  a saber….Dice que lleva en esta Residencia de Personas Mayores  aproximadamente 6 años, que su dedicación primordial es la de estar pendiente de todos los residentes para que a ninguno de ellos le haga  falta ninguna clase de ayuda por parte mía y la  de todo mi grupo de trabajo , y sobre todo estén lo más  cómodos posibles en los salones asignados a cada persona, que tengan todas sus necesidades  cubiertas y sobre todo darle el mayor cariño, amor y alegría durante todo el tiempo del día.

Se les lleva a todos al salón de Osio y TV. para que se encuentren entretenidos y dejen a los demás tranquilos sin que sean molestados unos a otros,  a las horas de las comidas tanto yo como el equipo de apoyo  los colocándolos en sus mesas respectivas .

El trabajo que dedico con los residentes sigue hablando Inma contiene la máxima responsabilidad, supuesto que  tenemos que estar muy pendiente y alertas de cualquier movimiento por parte de los residentes  con el fin de evitar males mayores, existen personas que son más compresivas a pesar de sus enfermedades, pero también hay  otras que  te hacen que los trabajos sobre los mismos  se  hagan más imprecisos, pero ya sabes Andrés, todo se hace por  el mejor bienestar de los ancianos, ellos se merecen todo cuanto hagamos de bien por todos y puede que algún día seamos recompensados por sus familiares de todo cuanto se ha podido hacer con todo el residente de este Centro.

Con todo lo narrado por las dos empleadas de este Centro de Personas Mayores “El Yate”,se observa que sus ocupaciones les lleva todo el día junto a sus amados y maravillosos abuelitos y abuelitas para hacerles llevar sus vidas más acogidas, más alegres y más amables por todos en general.

Yo soy Carmen Marín, pero la mayor parte de mis compañeras y de las personas residentes del Centro me llaman “TOTO” de apodo el cual yo admiro y adoro por que ha sido impuesto por unos cambios de palabras entre unos y otros. Mi estancia como Responsable en el empleo que hago en la Residencia son de cinco años, parece que fue


Inma Fernández con Carmen Marin en uno de sus descansos.

ayer para mi persona?….El cargo de Responsable en el Centro como bien dice mi compañera Inma “ nuestra misión principal es velar por la eficacia del enfermo. Mi función no es “hacer”, sino facilitar que se haga, “ayudar”. He de hacer comprender al residente que el lugar donde está  viviendo es su domicilio. A todas las personas residentes del Centro se le da un trato digno y se cuida de que por el personal o gripo a mi cargo se le haga llegar el mayor cariño, amistad y ese amor que a cada uno de ellos les falta por su enfermedad.

Nuestro trabajo es el de que todo esté en orden y se le preste la mayor parte de nuestro tiempo,  que se llegue  a ejecutar la planificación ya establecida para estos casos que intentamos  aminorar en la mayor parte de las cosas,  para que con la unión de  residentes, familiares,  el  conjunto de Responsable y quipo de apoyo,  formemos ese gran engranaje que consiga llevar a buen puerto todos los buenos sentimientos de amor, alegría y el mejor de todos, querernos los unos a los otros.

Escribe abuelo Andrés.

La peluqueria de la residencia “El Yate”

Aprovechando tener que cortarme el pelo de mi cabeza, he decidido pasar a visitar  la peluquería existente en el interior de la Residencia de Personas Mayores “El Yate” de Córdoba.

Sentándome en el sillón para que me hagan un corte de pelo, hago la siguiente pregunta  a las peluqueras Nuria y Yolanda, las que hacen preciosidades  y maravillas  con los peinados que ellas hacen a las  señoras  residentes del Centro.


Mientras Nuria me hace el  corte de pelo pertinente, pregunto a ambas ¿ Que tiempo llevan trabajando en esta Residencia como empleadas del ramo de peluquería y si les merece la pena estar trabajando en mencionado lugar? …¡contestándome acto seguido Nuria que ella lleva por espacio de tres años haciendo sus  trabajos de peluquería y su compañera  Yolanda dos años en igual  empleo, que le es gratificante a las dos tratar con personas de unas edades avanzadas  y  de enfermedades  irreversibles.

Preguntándoles nuevamente que ¿ opinión dan de sus clientes residentes en el Centro? ambas manifiestan que son  personas muy agradables y tratables a pesar de las dificultades que poseen cada una de ellas, por las enfermedades que cada persona viene padeciendo.

He de hacer constar que en este servicio de peluquería  han sido formadas específicamente por unos profesionales para tratar con un colectivo tan delicado como el de las personas mayores, a los que se le ha de dispensar un trato especial una amabilidad y comprensión que no todo profesional comprende y está dispuesto a ofrecer.


Nuria y Yolanda en el interior de la peluquería en Residencia Personas Mayores “El Yate”

Con las palabras de  Nuria y Yolanda y con mi corte de pelo hecho por una de ellas, concluyo este reportaje de lo que es una peluquería  vista desde el interior de la Residencia de Personas Mayores “El Yate” de Córdoba, dándole las gracias por el apoyo que me han prestado para realizarlo.

Escribe abuelo Andrés Téllez Fimia.

San Andres

Hola Abuelo te escribo en tu blog para felicitarte por tu santo y tambien lo hace tu  biznieto Fabio que te mando un beso enorme y te desea que pases un dia muy feliz junto a la Abuela Maria.

SERVICIO MEDICO DE “EL YATE”

Este servicio está dirigido por dos médicos especializados en las patologías  más comunes que presentan los residentes del Centro de Personas Mayores “El Yate”, y se ofrece dentro de la residencia de ancianos, para comodidad de nuestros mayores por los Doctores Dª_LAURA ARIZA FUENTES y D._JOSÉ MARÍA JIMÉNEZ con una atención individual y personalizada a cada caso.

Este residente, viene observando que en el Centro y muy especialmente en la consulta médica, se cumplen y  se llevan a cabo con muchísimo interés los cuidados de dicha especialidad con los residentes  y, por este motivo todos los servicios están enfocados al trato humano personalizado y de calidad  de todas las facetas a tratar dentro del  consultorio médico del Centro.


El servicio médico que actualmente se encuentra ejerciendo sus labores como tales profesionales,  debe tener un perfil adecuado a la función que tiene asignado, así como un plan de formación continua para asegurar la idoneidad en la realización de sus funciones a lo largo de su vida laboral, y por supuesto la plantilla de profesionales de la residencia tiene que ser adecuado para el número de plazas destinando  la atención social de personas mayores  con régimen de internamiento.

Para terminar decir que la  Residencias de Ancianos han de ser centros abiertos, alegres, dinámicos y optimistas, puesto que se trata de la vivienda del anciano,  un lugar donde debe divertirse en la medida de sus posibilidades y sentirse bien. No  es un hospital ni tampoco un  hotel. Una residencia para ancianos tiene que convertirse en un hogar para todos

La dinamización de la vida en residencias no puede encargarse a dos

o tres profesionales, pues se convierte entonces en la animación de momentos  concretos.

Si deseamos buscar formulas para que los Centros respiren  climas de normalidad, tenemos que facilitar la participación de los profesionales,

el residente, la  familia  y la comunidad o entorno.

Escribe abuelo Andrés Téllez.


Volver a arriba