Este  es el primer año que este residente pasará la NAVIDAD dentro de una Residencia de Personas Mayores, así es, la vida  ha querido  sea  de una manera especial, pasarla con todos los abuelos y abuelas de este centro que al igual que yo será también su primer año y otros alguno años más.

No es que sea triste en sí, pero te hace recordar esos años anteriores junto a tus familiares más queridos y amados, la vida  nos hace reflexionar  y nos dice que el futuro no existe ya para nosotros, y casi todos vivimos de los recuerdos, nuestro mayor estímulo es pensar en el menú de ese  día o soñar con que  nuestros dolores , esta vez, hayan ido a parar a otro lugar de nuestro cuerpo, agotado por el peso de los años y de la vida.             “Bueno, al menos es Navidad”


Escribe abuelo Andrés Téllez.