Me encuentro un poco sin tiempo para escribir debido a dedicar más tiempo a las cosas que de verdad me interesan “atender más a la ayuda de mi esposa” para que su enfermedad le sea más llevadera para ella.

Las cosas a veces parecen fáciles y sencillas de hacer, pero no es así, yo necesito cada día más tiempo para acudir a las cosas cotidianas de un hogar.

El día a veces se me hace largo, penoso y duro, lo que me hace llegar al cansancio corporal por la edad. ¿Cómo será que hay personas que ven más allá de lo humanamente visible, y pueden ver el sufrimiento interior y escondido de las personas?

Cuando tengo un poquito de ese tiempo en el día, me falta el impulso y la ilusión de comenzar a escribir las tantas cosas que decir. Existen dentro de mi alma problemas a resolver que me hacen retroceder, lo intento una y otra vez pero no consigo poder escribir.

-Qué difícil… es, responderme a la pregunta anterior para materializar esa dejadez y desánimo contraído en si mismo para poder escribir. Siempre hay un mañana para hacer las cosas bien.

Muchas veces se nos pide que centremos nuestra vida en lo que poseemos.

Escribe abuelonet