Efectivamente la boda de este abuelo llegó un  25 de julio de 1.951, era la festividad de Santiago Apóstol (Patrón de España), por cierto un día de mucho calor, en

La Iglesia Parroquial de Santa Marina (Barrio de Toreros y Piconeros  de Córdoba)

boda-abuelo.JPGQue preciso y elemental, poco era, pero como  nuestro amor era mayor, todo lo demás nos sobró.

El traje no, era de un gran amigo del trabajo que me lo prestó – es verdad de un amigo de trabajo- al  que se lo estaré agradeciendo toda la vida, el de la novia alquilado fue, pero eso sí uno y otro lo llevamos luciendo con la más grande ilusión.

No fue una boda de altos vuelos o rango, pero si con lo mas elemental, pudiendo decir que fue una ceremonia llena de cariño, fortaleza y muchísimo amor, por todo ello  llegó a ser mas hermosa que aquellas de altos vuelos y de poco amor, el vehículo que nos condujo hasta la iglesia fue adornado de flores blancas con unas cintas del mismo color; en la ceremonia  fuimos acompañados de nuestros padres, hermanos, familiares y amigos de los de verdad.

A las 7’30 horas de la tarde entramos radiantes y llenos de alegría la que  pisando una gran alfombra color rojo caminamos hacia el altar, nos arrodillamos ante la Virgen de la Alegría y a sus pies nos postramos.

anillos-boda.JPG     Allí nos esperaba el señor Párroco que nos dio su bendición y apto seguido los de la ceremonia nupcial, nos faltó algo muy importante en la conclusión de nuestro enlace, ese anillo o alianza  que toda pareja matrimonial recibe entre sus dedos en  recuerdo de la unión, esto no pudimos llevarlo a cabo por falta de recursos económicos en aquella ocasión, -nuestros dedos quedaron vacíos y nuestros cuerpos desolados de ilusión, por no ser como toda pareja al tomar la responsabilidad de haber contraído matrimonio ante Dios, fueron unos momentos amargos que nuestros corazones se abrieron con tanta fuerza y des contento que a falta de aquel recuerdo,  DOS BESOS NOS DIMOS DE CORAZON, esperando varios años después para colocarnos esa alianzas con nuestra inscripción..

Terminados los saludos, enhorabuenas de familiares y amigos, andando como costumbre era en aquella época al fotógrafo nos dirigimos  para hacernos  la foto de rigor, para el dia de mañana tener fe fotográficamente de nuestra unión, y desde este lugar a tomar un refresco en el patio de una hermana .

EL VIAJE DE NOVIOS.

Todas las parejas, tras contraer matrimonio, suelen  realizar un viaje llamado “VIAJE DE BODAS” o “VIAJE DE NOVIOS”, para ello suelen escoger destinos lejanos con playas  paradisíacas , pero nosotros tuvimos que coger nuestros pies y andando llegar  hasta nuestro nuevo hogar en el (Barrio del Naranjo”, a unos cuatro kilómetros de la ciudad, ya que a esa hora los autobuses ya no funcionaban, por habernos metido en un cine de verano a ver la película  llamada  LO QUE EL VIENTO SE LLEVO. Nunca jamás hemos podido llenar nuestro corazón del placer del VIAJE DE NOVIOS, pero a cambio eso si, nuestros corazones unidos están llenos de  esa espiritualidad, cariño  y amor que jamás podremos olvidar.