La noticia salió a la luz después de un año con el fin de proteger a tres niñas que eran mantenidas a oscuras y en condiciones inhumanas por su progenitora.

Una madre, con una patología psiquiatra, mantuvo presas a sus hijas a oscuras durante siete años, cerca de Linz, Alta Austria, y las trataba como unos animales, rebeló el diario local Österreich.

Al parecer la mujeres atrincheraba en su casa “vistosa desde fuera pero descuidada por dentro”, según indica el diario, y permanecía con las cortinas echadas y sin bombillas eléctricas.

A las niñas, que tenían entonces 6, 10 y 12 años, les prohibía ir al colegio.

Ante las autoridades, la madre aseguraba que ella misma enseñaba a sus hijas en casa y fomentó el odio de las pequeñas hacia el padre.

Cuando el padre quería ver a las niñas, ella afirmaba que estaban enfermas o que las había llevado a casa de la abuela.

 

niñas topo - abuelonet.es

 

Las niñas llegaron a desarrollar un idioma propio, difícil de comprender para ajenos. Según comunicó el periódico, la terapeuta que las trata ahora atestigua que la mayor de ellas padece de Invalidez psíquico-social incurable.

Al parecer la policía no ha intervenido hasta que vecinos próximos denunciaran reiteradas veces este episodio, lo que finalmente llevaron a cabo la liberación de las jóvenes a principios de 2006.

Ahora la enferma mental se encuentra en posición preventiva desde hace un año en que las autoridades supieron del caso, no permitiendo que las informaciones llegaran a  hacerse  público  por motivos relacionados con las pesquisas judiciales.

Yo me pregunto muchas cosas sobre este acontecimiento, los servicios sociales en ese país no deben funcionar nada bien.

Cuánto sufrimiento puede probar el ser ¿humano? ¿Y que parte de culpa y responsabilidad tienen las autoridades? ¿Dónde estaban y que han hecho pese a las reiteradas denuncias de los  vecinos  y me imagino también del padre?

Hay mucho de algo raro que no me cuadra, un padre abogado como ella, los familiares, la abuela, los tíos, sobrinos, y las autoridades, ¿no se han dado cuenta hasta ahora?…

Algo huele a podrido en esta sociedad. Que pena, con lo corta que es la vida y a esas criaturas les han quitado lo mejor de ellas, la infancia, por unos padres incompetentes.

Es un triste sueño y, que triste es que la ley y la  policía  no hayan resuelto este caso antes. ¡Que barbaridad!¡Qué atrocidad más grande!, las niñas hay que cuidarlas, protegerlas, abrazarlas ya que  ellas son el futuro. Pobres criaturas se quedaran traumatizadas  para toda la vida. Cuantos tarados andan por ahí sueltos encerrando a niños durante años? Y nadie se da cuenta?.

Es increíble las cosas que llegan a pasar, si la madre estaba enferma,¿por qué nadie hacía nada? Las autoridades debieran haber tomado partido en el asunto hace mucho tiempo y no ahora que existen tres niñas hoy día ya mujeres destrozadas psíquicamente, moral y enfermas  para el resto de toda su vida.
Abuelo Andrés.