El mundo les está fallando a los niños al no asegurarles suficientes alimentos, tiene virtualmente la misión de erradicar la pobreza y el hambre de aquellos niños que viven más propensos a sufrir la desnutrición.
Ser pobre y vivir en lugares marginales, es una receta segura para sufrir de hambre, los grupos vulnerables habitan en zonas con poco acceso a servicios de agua potable y saneamientos, poseen un bajo nivel educativo y en su mayoría son herederos de las condiciones socio económicas desfavorables, bien de sus padres y abuelos…es la cadena de la desigualdad, hablamos de personas de todas las edades, desde bebés cuyas madres desnutridas no pueden amamantar a sus hijos, hasta los ancianos que no tienen familiares que les cuiden.
Se han realizado infinidad de manifestaciones contra el hambre en muchísimos países, siendo su objetivo de crear movimientos en la opinión para contribuir a eliminar el hambre infantil “Pero los fondos no es el único objetivo de estas manifestaciones, lo principal es la de sensibilizar a la opinión de todos los gobiernos el problema del hambre”.

Demasiado tarde. Tal vez no pensaron en eso los monarcas, los presidentes, primeros ministros que con plumas charrísimas firmaron documentos en los que se comprometieron a combatir el hambre. Si fuera cínico preguntaría ahora ¿cuánta harina, cuánto trigo, cuánto maíz, cuánto arroz, cuánto pan necesitan para olvidar tanto sufrimiento?…Por el precio de una bomba que mata a miles de niños y personas pueden seguir viviendo……..ya no se puede ser cínico ante estas cosas.-da asco y depresión,

El mayor riesgo de estas personas que sufren de hambre, vive normalmente en zonas rurales y que dependen únicamente de la agricultura para alimentarse, no teniendo otra fuente de empleo y, en consecuencia son vulnerables a la crisis, viviendo en tierras expuestas a sequías e inundaciones, otras en periferias de las grandes ciudades.

Los niños desnutridos por el hambre pierden su curiosidad, la motivación y hasta sus ganas de jugar, sufren de enfermedades como el sarampión o la disentería que mata a esos niños desnutridos…que triste es ver a diario en las televisiones tantos niños en la calle sin nada que comer.
El problema del hambre es muy serio, y sin embargo los políticos de todas las naciones del mundo, no ponen todos los medios precisos para solucionar este grave problema, incluyendo a esos países que sus habitantes están hambrientos, ya que sus mandatarios y personal dedicado a recibir los alimentos que la UNICEF envía para su distribución a niños y personas mayores. Se enriquecen con la venta “al estraperlo”, que es un sinónimo de chanchullo, intriga o negocio fraudulento que para resumirlo mejor es el (mercado negro).
No cabe duda que la peor consecuencia de la pobreza y la desigualdad son los niños que van muriendo día a día, bien por qué esos alimentos nos les llegan continuamente o bien por la fraudulenta venta de parte de los mismos. Un ejemplo lo tenemos en el “caricaturesco” de la Guinea Ecuatorial, donde el presidente y su familia se han beneficiado con una extravagancia faraónica del descubrimiento de grandes yacimientos petrolíferos, sin pensar en la población que sufre hambre y su abandono. Mientras el hijo de ese presidente ocupa suites en hoteles lujosos de Los Ángeles y París, y como no derrochando dinero abiertamente.
Como menciono anteriormente son los mismos gobiernos de esos países hambrientos, que inundan a sus propios países productores de algodón-o maíz o de azúcar- con materias primas baratas, que hace que los agricultores locales no pueden competir con los productos importados… ¿Que hace la Comunidad Internacional? Esta Comunidad que debiera ayudar a resolver estos problemas, sólo parece efectiva en las grandes crisis, después de un desastre o cuando- una guerra es noticia,- pero en el día a día las ayudas llegan con cuentagotas y, cuando llegan la mitad se…..
¿Que opinamos sobre el hambre de los niños? La mejor respuesta…Cuando te das cuenta de que el hambre y la miseria a nivel mundial existe en una escala tan alta, te convences de que las contradicciones afloran: multimillonarios que no saben que hacer con el dinero, artistas que por pura “fama” ganan cientos y cientos de millones, ejércitos que devoran miles de millones de dólares o euros en armas y guerras costosísimas.

Si los grandes países, en lugar de construir nuevos aviones y tanques para la destrucción del mundo, donaran ese dinero para paliar el hambre y la miseria…veríamos los avances, pero la industria de la muerte o la del placer no quieren tener nada con otras áreas y es cuando el hambre se convertirá entonces en el dolor del hombre, hay cosas que no cambiarán por mucho que te vayas a la otra parte del mundo.
Me retiro diciendo ¡B A S T A! A la pobreza, para multiplicar la riqueza.
Abuelonet