Según fuentes fidedignas los cigarrillos deberán apagarse solos a partir del año 2011 para prevenir los incendios, las muertes y las catástrofes ecológicas, provocadas por la dejadez y la estupidez de quienes arrojan al suelo, a una cuneta , o cualquier otro lugar cigarrillos encendidos. La idea es obligar a la industria tabacalera a producir cigarrillos que se apagan solos cuando el fumador se deshace de ellos o los olvida. Esta solución ya está en marcha en Canadá, Australia y algunas zonas de EEUU.

Para mi esta formula la encuentro efectiva y adecuada para evitar esas tres desagradables situaciones: los incendios, las muertes y las catástrofes ecológicas.

Mi sugerencia no es que fumar sea normal o anormal, es simplemente un producto de la civilización, como tantos otros que nos distinguen de los animales.