Bien, sabéis , y si no lo sabéis, nunca es tarde para ampliar nuestros conocimientos, Córdoba forma parte del Patrimonio de la Humanidad, declarado por la  UNESCO en 1984, un privilegio que  pocas ciudades españolas tiene el  placer de gozar.

Pero hoy quiero hablar de “La Torre de la Mal muerta “que encierra bajo sus muros una leyenda que ha ido pasando de generación a generación a lo largo de los siglos y que aquí os voy a contar.

La Torre de la Mal muerta fue construida en el siglo XV concretamente entre 1406 y 1408 por mandato de D.Enrique III. de Castilla. Fue por tanto construida en época cristiana, es de estilo mudéjar.

Esta Torre estuvo unida a la muralla de la ciudad por un arco que aún se conserva. En su interior consta una única sala octogonal. Al pie de la misma hay una  escalinata  para acceder a la sala.

Torre de la Malmuerta

Ahora pasamos a narrar la Leyenda que encierra bajo sus muros.

“Dice la leyenda que hubo un caballero, ascendiente de los Marqueses de Villaseca, casado con una bella dama. Ésta, con un corazón dedicado a los más pobres, salía de casa cada tarde para prestar ayuda en labores de humanitarios en la ciudad, ofreciendo comida y ropas a gentes más desfavorecidas. Este hecho se lo ocultaba a su marido, pues no veía bien que personas de la alta cuna se codearan con la clase baja. El merido, sospechando de estas salidas cotidianas de su esposa fue presa de los celos, creyendo que su amada  salía cada día para encontrarse con un amante, y un día la mató culpándola de adulterio. Mas tarde descubrió la realidad, y sintiéndose  avergonzado  por dicho acto, pidió perdón al rey, el que le mandó construir una torre, cuyo nombre seria  “La Malmuerta” (mal muerta), de esta manera seria recordada durante los siglos.”
Lo cierto es que no mucha gente de Córdoba  conoce esta leyenda.
Esta Torre, aunque no suele ser un referente de interés turístico en esta ciudad que es Córdoba,  se encuentra situada en una zona por la que pasan a diario muchas personas bajo su arco, siendo testigo mudo del paso de los años.
Personalmente, yo la veo y paso casi a diario bien andando o desde el bus por ser un paso obligado para ir al centro de la ciudad y siempre recuerdo esta leyenda que mis antepasados me contaron hace bastantes años.
Si visitáis Córdoba, además de ir a los sitios de interés, ya sabéis donde encontrar esta
preciosa Torre, junto a la Plaza de Colón.