La figura del abuelo aporta a sus nietos de la cultura de generaciones siendo perfiles de amor, cariño a las tradiciones y raíces familiares, experiencias y ternuras…

Creo que la figura del abuelo ha de ser un complemento de los padres. Son transmisiones en memoria de las historias familiares que han de ser valoradas en sus contenidos como una Constitución Nacional.

Abuelonet.es - La figura del Abuelo

Gracias a aquellos abuelos, llegaron nuestros padres a la vida y de ahí hemos llegado perviviendo hasta el siglo XXI. La vida de los abuelos es singular en la familia, es la prolongación de la propia existencia de la historia, es la viva voz que resuena en todos los hogares durante siglos, por esos siglos que nosotros y como no vosotros hemos de pasar ese ciclo, miro con un amor especial la figura y presencia de todos vosotros los nietos, porque seréis un signo de la continuidad de la vida de los abuelos.

Ahora, mis latidos del corazón se van agotando cada vez mas despacio, por lo que esos latidos hay que unirlos con los vuestros para que ese corazón siga latiendo y luchando contra el viento y marea venga de donde venga, acerquémonos a los abuelos faltos de cariño, por ser ya mayores (no viejos) y no valer para nada, ¿podéis imaginar que nosotros hemos sido integradores de vuestras personas aunque a vosotros no os haya pasado por la imaginación?, con sólo su presencia vosotros los nietos tendréis un clima de efectividad, cariño y comprensión a nuestro equilibrio emocional…

Honrar a tus abuelos es acogerlos con cariño, asistirlos en sus soledades en que se encuentran por sus edades, es en resumen darles un empujoncito hacía adelante para que sus vidas le sean mas llevaderas, nosotros sentimos, pensamos y amamos a pesar de nuestro debilitamiento progresivo de nuestras fuerzas, ya somos y seguimos siendo parte viva de la familia y como tal de la sociedad.

Os exhorto a todos, tanto mis nietos como aquellos que no lo seáis sobre todo a los jóvenes, que os acerquéis a vuestros abuelos, dado que de ellos vais a recibir mucho más de lo que vosotros podáis darles a ellos, ¡decía un gran filosofo! “Es importante que se conserve o se restablezca donde se haya perdido un pacto entre generaciones” de modo que los ancianos llegados al término de su camino, puedan encontrar en sus hijos, nietos y familiares la acogida y la solidaridad que nosotros os dimos cuando nacisteis.