La actual crisis nos toca a todos y a los niños aún más. Estas Navidades se reducirá el presupuesto de compra de juguetes lo que nos va a poner a cada cual en su sitio.

Se ha vivido genéricamente muy por encima de las posibilidades. Ahora lo importante es salir lo antes posible de esa enfermedad de crisis.

Yo creo humildemente que la crisis nos va a venir muy bien a todos. A más de uno le hace falta una buena cura de humildad, porque no era normal ver tantos Mercedes y BMWs por todas partes como si lo regalasen.

Todos nos hemos vuelto muy caprichosos con la bonanza económica.

Espero que a más de uno se le bajen los humos y las miras.

Hay gente que parece que inunde de regalos al niño para alardear delante de sus vecinos, cuando en realidad muchos tiran de créditos y de préstamos.

Criamos una generación sin decirles como se conseguía el dinero para que ellos vivieran muy bien, y eso es lo que estamos recogiendo.

Que sepan los padres que a un niño hay que dosificarle los regalos, porque no solo están la Navidades, también el aniversario, el santo y un largo de etc. etc…

Hay que dedicarles un tiempo para jugar con ellos, no vale decir que se llega cansado del trabajo … jugar con ellos por absurdo que nos parezca a ellos les supone un aprendizaje, la comunicación entre padres e hijos es el mejor regalo que se les puede hacer.