En ésta época todos hablamos de calidad de productos, de calidad de procesos, calidad de servicios, o calidad de sistemas…muy poca gente hablamos de calidad humana o calidad de vida…

Hablar de calidad humana, es cuidar nuestros vínculos con los demás. Necesitamos rehacer nuestros vínculos humanos.

De nada noS sirve trabajar de sol a sol en un lugar donde no tenemos amigos y llegar cansados a un hogar en que nadie se interesa en saber cómo nos fue.

¿Para que trabajar si nos encontramos solos?

 

Después de todo cruzamos por esta vida una sola vez, no hay tiempo para tener miedo. Así que intenta… intenta aquello que no has hecho… arriésgate…

El tiempo no regresa, no tienes nada que perder y todo… Nada dura para siempre , ni la alegría ni la tristeza ni siquiera la vida.

Abuelo Andrés.