Hoy quiero hacer una llamada de atención a todas las autoridades competentes para que se pongan de acuerdo para defender la extinción del lince ibérico, y no sólo las más directamente relacionadas con el Ministerio o las Consejerías, sino a todas las entidades que pueden hacer algo para que entre todos se contribuya a reducir las causas de la desaparición de mencionado animal.

Lince iberico

Las causas más principales de la situación precaria de nuestro lince ibérico son la PERDIDA DE HÁBITAT, SU CAZA DESMEZURADA Y EL DESCENSO DE LA POBLACIÓN DE CONEJOS.

Es un animal solitario, bellísimo, muy raro de ver, que se pasa el día dormitando y sale a cazar en las horas del crepúsculo, es de cuerpo vigoroso, piel moteada, alcanza los quince kilos y vive en torno a los doce años, es un animal que solo sabe cazar conejos, los que mata de un mordisco fulminante en el cuello (las hembras generalmente tienen dos crías.

Cachorros de lince iberico

Otra de las causas de supervivencia es la falta de territorios para que puedan llevar una vida según su naturaleza. La caza cinegética, las bayas de hectáreas en los montes y poner unos pocos de ciervos encerrados para que los cazadores puedan practicar la caza mayor, lo que perjudica enormemente el desplazamiento por los montes a linces y conejos, afectando a su recuperación inmediata.

Los dinosaurios desaparecieron por causas de la naturaleza, ahora nosotros podemos ser los causantes de la desaparición del lince junto con otras muchas especies que ya han desaparecido o están apunto de hacerlo.

A todo esto sólo queda una reflexión:

¡QUE HERMOSO ES EL LINCE Y QUE DESPIADADO ES EL HOMBRE!

Escribe abuelo Andrés.