foto2.jpg(II)
Es probable que en las proximidades de la actual Córdoba existiera una ciudad prerromana, pero la Córdoba que hoy conocemos tiene muy claros sus orígenes, pues fue fundada entre los años 160 y 162 a.C. por Claudio Marcelo. Gobernada por esta familia durante siglos, se convirtió, por su situación privilegiada, es capital administrativa de la Bética romana.

ARTE ROMANO.-

De un pueblo ibérico pasó Córdoba a ser una ciudad de relativa importancia a partir del año 206 a.C. fecha en que fue conquistada por los romanos de Lucio Mario, que deja vivir a Córdoba a la manera ibérica; pero veintinueve años después, Claudio Marcelo unificará a íberos y romanos, en la que desde aquel tiempo se llamaría “Colonia”, empezando a crecer con extraordinario ritmo, hasta adquirir gran importancia urbana, construyéndose en Colonia Patricia, por los muchos nobles romanos que en ella se establecen, levantándose grandes murallas y edificios civiles y preparándose para ser la capital de la España Ulterior.

foto11.jpg

En el año 181 a. C. Córdoba fue base guerrera contra “Viriato” y en el 149 a. C. lo fue contra Sartorio y en el 45 a. C. los pompeyanos se apoderaron de la ciudad acudiendo a socorrerla César Augusto, que después de la Batalla de Munda entraría victorioso por las calles cordobesas. Luego llegarían tiempos de paz y auge económico, en los que además del alto nivel en que se coloca en las artes y en las letras con SENECA y LUCANO, Córdoba será capital de la Bética y rodeada de aldeas y pueblecitos es la sede de los mineros que explotan la plata y el oro de las minas de la serranía, comerciando activamente con Roma, unida a Córdoba por la Gran Vía Augusta..