web7

El origen de los gatos se remota a 12 millones de años, momento en que los felinos comenzaron a poblar la Tierra. Sin embargo, fue hace 4.000 años cuando empezó su domesticación. En aquellos tiempos, los egipcios decidieron utilizarlos para mantener a las ratas lejos de sus almacenes de maíz.

Después, otras antiguas civilizaciones empezaron a usarlos como animales domésticos y fueron los fenicios quienes los llevaron a Italia, desde donde se extendieron al resto de Europa. Aunque se asociaba con el diablo durante la Edad Media, el gato se convirtió en un animal casero muy popular en todos los rincones del mundo en el siglo XVIII.

¡Hoy vamos hablar del “gato esfinge” (Sphynx). Este gato, además de poseer rasgos físicos diferentes, goza de una personalidad que se parece más a la de un perro que a la de cualquier mínimo. Conocido como “gato sin pelo” fue el modelo en el que el famoso director de cine, Steven Spielberg, se inspiró para crear a su personaje más tierno:ET, el extraterrestre.

Esta raza se remonta a la época Precolombina, donde aparecen gatos desnudos representados en diversas vasijas de cerámica con forma de efigie”.Sin embargo, es un gato del siglo XX. Desde 1900, se han documentado apariciones de felinos sin pelo, pero es hasta 1966 cuando comienza la cría de esta espectacular casta.

Aunque se conozcan desde hace más de 30 años, en España se introdujo muy recientemente.”La federación Internacional Felina reconoció esta raza otorgándole estatus de registro, cría y competición, aplicable a todos los efectos a partir de 1 de enero de 2002”.El gato esfinge” surge de una mutación natural espontánea a causa de un gen recesivo llamado Alopecia Hereditaria o Hypotrichosis Congenita y “para que los cachorros nazcan sin pelo, ambos padres deben de ser portadores de este gen”.

Esta especie felina todavía está en sus comienzos. Sólo existen unos 60 Sphynx en todo el mundo: el reducido número es debido a que no se encuentren fácilmente sujetos válidos para la cría. Los gatos sin pelo han existido a lo largo de la historia, de hecho, las investigaciones confirman que cada 15 años aparecen de forma natural .Quizá su rareza hace pensar a muchas personas que cualquier gato sin pelo es un Sphynx, pero esto es un error.

El rasgo principal y más notorio de esta raza es la carencia de pelo, característica, que sin duda, le hace único. A diferencia de lo que pueda aparentar, el Sphynx es un gato muy sano, robusto y musculoso.”En principio, la ausencia de pelo no le provoca ninguna desventaja respecto al resto de felinos” No obstante, su particularidad le hace muy diferente: si tienes la oportunidad de acariciar a uno de estos animales descubrirás que “su piel es suave al tacto y que la temperatura interna de su cuerpo es más elevada que en otras especies”.Es de tamaño medio, orejas muy grandes y sus ojos tienen forma de limón. Su vientre es prominente y redondeado y se valoran las arrugas, especialmente en el hocico, entre las orejas, alrededor de los hombros y en el cuello”. El “gato esfinge” rompe todos los mitos que siempre han acompañado a los felinos.

Continuará….