Del 30  de abril al 4 de mayo Córdoba celebrará el Concurso de Cruces, cuyo objetivo es la  ornamentación de la cruz mediante flores, macetas u otros elementos de carácter tradicional, siendo objeto de exclusión aquellas cruces en las que la disposición de la barra u otros elementos de restauración distorsionen el sentido del concurso.
Se establecen tres modalidades en este concurso: Cruces de zonas histórico-artístico, Cruces de zonas modernas y Cruces de recintos cerrados (patios). Para la calificación y concesión de premios se tiene en cuenta la decoración natural de la cruz, la variedad floral, la iluminación y el aprovechamiento de los elementos existentes en el entorno.

Son fiestas en las que se da una gran participación popular y, que, sin duda, constituyen la expresión de la colaboración entre vecinos de una calle o barriada, que con su rivalidad con los de otras zonas por obtener los premios, mantienen viva esta tradición.

La fiesta de la Cruz en Córdoba es una tradición cristiana consistente en instalar en las calles cruces hechas con flores naturales.

La celebración popular de la fiesta de la Santa Cruz, apenas hay datos antiguos. Los primeros testimonios que se conocen se remontan al siglo XVIII. En cualquier caso, parece que la celebración popular de la Cruz de Mayo tal como hoy la conocemos alcanzó su máximo esplendor durante los siglos XVIII y XIX.

La bases que regulan estos recintos, dejan claro en su apartado quinto que la música de ambientación para las Cruces será la de sevillanas, rociera, y  tradicional cordobesa, por lo que no se bailará el popular  chiki-chiki, ni tampoco temas de  bacalao, hip-hop o pop.

Incumplir esta normativa municipal está considerado como una  falta grave.

Etiquetas: Cruces.