El día 26 festividad de San Joaquín y Santa Ana los que fueron según la tradición, los abuelos de Jesús, es el “Día de los Abuelos”, por este motivo hemos de vivir esta fecha con la máxima alegría y cariño emocional para seguir manteniendo la progresiva madurez en la formación
de nuestros nietos.

Cada día necesitan más los nietos de los abuelos y nosotros los abuelos de los nietos.

Este día de los Abuelos es una jornada para mirar especialmente a los más olvidados y que han sido dos veces padres.

Por mi parte quisiera que este hermoso día llegara al corazón de todos aquellos que tengan un abuelo en una residencia por cualquier circunstancia de la vida o bien de aquellos que estén solitos en sus hogares, le dediquen hoy unos minutos con una humilde llamada telefónica le digan simplemente estas cuatro palabras “¡¡Buenos días, abuelo, felicidades!!” palabras que endulzarán sus vidas aunque sea solo por este hermoso día.

Por todas estas razones, el 26 de julio puede ser una buena oportunidad para demostrar la importancia que tienen en las familias los abuelos-

De este mismo modo la sociedad actual ha de mostrar su apoyo a los mayores y tributar en este día un cariño particular por la persona importante de nuestros recuerdos de infancia a los que más de una vez hemos hecho “rabiar”, al igual que recordamos que los hemos hecho “llorar” de emoción y alegría.
¡¡Su gran corazón se lo merece todo!!