Según he escuchado y leído de los japoneses es que usan una buena medicina para sobrellevar las tensiones de la vida diaria y bajar la frecuencia con la que  nos  envuelve la vida moderna, aquellos dada su intensidad que le ponen a las horas de trabajo, usan la terapia del “baño diario con agua caliente (40 grados centígrados) en un tina de madera”,mejor conocido como “O-furo”. Por lo general los trabajadores llegan a su casa y se duchan inicialmente, para después pasar al “O-furo”, cuya función es relajar, no limpiar .El agua caliente, relaja los  músculos , estimula la circulación y purifica el cuerpo y el alma .A diferencia de Occidente, donde la velocidad y eficiencia en la ducha es muy apreciada, el japonés dispone de el tiempo necesario para relajarse en la tierra,

imagen.jpg

Compartiendo incluso el agua caliente con los otros miembros de la familia, en su ritual riguroso que data de muchísimos años atrás.

Lo ha escrito abuelo Andrés.