La cuenta atrás ha comenzado y ya empieza a notarse el interés por la navidad, ya han comenzado a vestirse con luces navideñas las calles y plazas principales de mi ciudad, no se si la crisis hará acto de presencia igualmente en nuestras casas, puede que se recopilen sugerencias a la hora en pensar en los regalos con otras modalidades de compras de productos de consumo de moda( teléfonos, cámaras de video, videojuegos etc), ya que han de ser asequibles al bolsillo por la crisis económica en que vivimos para replantearnos el verdadero significado del regalo navideño.

Este año hemos de volver a tiempos de atrás y hacer nuestros regalos en tarjetas de felicitación en sí, ya que ha de ser un buen regalo, empezando por la clásica tarjeta de navidad. Ahora bien, ¡nada de tarjetas donde el texto ya venga escrito! Una buena tarjeta navideña ha de ser escrita con la misma ilusión con la que no hubiera crisis, para que el destinatario se diga ¡vaya, estaba pensando en mí cuando la escribió! La gente es muy cutre pero luego quiere toda clase de lujo en los regalos navideños.

Yo, propongo unas navidades con un único árbol de navidad y sin alumbrado para ahorrar en energía, pero la mayoría no estamos en eso¡ ¿por qué no hacemos una navidad humilde y pasamos del alumbrado?