AVENIDA DE LAS OLLERÍAS-

Antiguamente denominada como (Avenida Obispo Pérez Muñoz) de esta mi Córdoba, fue utilizado en época romana y califal como necrópolis así como desde época califal como zona residencial e industrial.

En mencionada Avenida se encontraban ubicadas diferentes empresas y edificios hoy desaparecidos entre ellos los siguientes :

Hoy llamada Avenida Ollerías

FÁBRICA CARBONELL.

Dedicada a la industria del Aceite con trujales subterráneos con una capacidad para 10.200 arrobas, fábrica de tonelería, almacén de maderas, almacén de harinas y cereales, molino aceitero y almacenes generales. Estaba construida como empresa familiar, iniciando sus actividades en el año 1,903. Actualmente en sus terrenos se ha realizado una moderna construcción, conservándose en su centro el chimeneón como monumento a la primera expansión industrial de Córdoba.

Chimenea en Plaza Flor del Olivo

La empresa Carbonell en aquellas fechas daba muchísimo trabajo a los obreros cordobeses de la que ellos estaban muy agradecidos por los jornales recibidos en esos años de crisis obrera.

MADERERÍA BALDEOMERO MORENO.

Esta empresa maderera fue fundada en 1.935 y orientada al negocio de la madera y el bricolaje y actualmente en sus nuevas instalaciones en polígonos industriales está orientada al sector agroalimen

tario con el envasado y venta de aceite de oliva a través de la marca Musa.

FUNDICIONES ALBA.

Esta empresa se dedicó especialmente a la construcción de maquinaria del aceite y posteriormente se encamina a la explotación de toda clase de maquinaria con más de cincuenta obreros, fue cerrada en el año 1979.

Las ruinas de la fábrica, hasta hace pocos años todavía en pie. Fueron un símbolo, algo nostálgico de un impulso industrializador , impulso que en los finales de nuestro siglo ha sufrido sustanciales transformaciones y no siempre positivas.

En los terrenos se han construido nuevas edificaciones para viviendas habiéndose encontrad en sus cimientos hornos de cerámica del siglo XIV, una mezquita, una necrópolis romana y un arrabal.

Restos arqueológicos en Avenida Ollerías en solar antiguo taller Fundiciones Alba.

FUNDICIONES “LA ACTIVIDAD”

Durante décadas operó en esta zona esta empresa con el nombre de Felix Martínez y Cía. S.R.C., no existiendo otros antecedentes dignos a destacar.

MADERAS MANUEL MORALES ( Moralón)

Esta empresa hasta hace un año aproximadamente estuvo activa y dedicada a la manipulación de toda clase de maderas y al bricolaje.

GARAJE SAN CAYETANO.

Esta empresa se dedicaba activamente a la reparación de toda clase de vehículos a motor y con pocos obreros empleados.

MADERAS HIDALGO.

Se dedicaba a la venta de maderas para la construcción de viviendas en aquellos tiempos en la que la madera era la materia principal para la edificación y restauración de viviendas.

PARQUE DE BOMBEROS.

En esta Avenida del Obispo Pérez Muñoz se encontraba ubicado el Parque de Bomberos de la ciudad q

ue posteriormente se trasladó a la calle Capitulares en una de las instalaciones del propio Ayuntamiento para estar más cercano a la propia ciudad.

CINE SAN CAYETANO.

Este cine comenzó a funcionar allá por los años 50. Estaba ubicado en un solar, propiedad de la familia Belmonte a la altura del número 15 de la entonces Avenida del Obispo Pérez Muñoz, lindando en la parte contraria a la pantalla, con la fundición “La Actividad”.

En esta clase de cines se podían ver al aire libre proyecciones de películas por un precio módico. Los cines de verano se convirtieron en una de las costumbres favoritas de los cordobeses durante la década de los años 50,60 y 70, siendo recordados por las generaciones nacidas en esas décadas. Sin embargo el paso del tiempo, ha llegado de nuevas costumbres veraniegas entre la población la llegada de nuevas formas de ocio y la venta de los inmuebles donde se ubicaban, han hecho que estos cines veraniegos poco a poco fueran desapareciendo para siempre.

Con el acercamiento a estos rincones bellos y con mucha antigüedad que enjoyan esta tierra, quiero hacer llegar a mis lectores tomen partido sobre la defensa de esos rincones con encanto de todas las ciudades y pueblos de España.