Cada seis de enero de cada año, los Reyes y la tradición traen uno de los dulces más preciados en las fechas navideñas el Roscón de Reyes, es un bollo de masa fina en forma de anillo decorado con trocitos de frutas confitadas, hace delicias de niños y mayores. En el interior se encuentra la llave de acceso para convertirse en rey por un día.

Mientras los niños disfrutan de sus regalos, los adultos preparamos la merienda de Reyes para familiares cuyo principal manjar es el Roscón de Reyes.

El origen del roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén, sino que parece estar relacionado con las saturnales romanas, éstos que no eran más que fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudieran celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno..

La popularidad del roncón en España es relativamente reciente y en algunas zonas, de pocos años.

Según una nueva normativa del Parlamento Europeo el Roscón de Reyes se ha salvado de ser prohibido en España, supuesto que se prohibirá en la UE todos aquellos juguetes contenidos en productos alimenticios en los que haya que comer el alimento para alcanzar el juguete y en los que éste no esté embalado correctamente.

Que alegría para los españoles de que el Roscón de Reyes se libre de suprimirle la sorpresa ya que para nosotros es una tradición entrañable.