Archivo de la categoría ‘Nietos’

Vivencias escritas de un abuelo para sus nietos

Capitulo XIII

Tercer Puñal

punal

Todo lo narrado anteriormente fue el tercer puñal clavado en nuestros corazones, por esos motivos pasan por mí los siguientes razonamientos ¡ será que Dios no nos quiere! o es que no sabemos hablar con ÉL, supuesto que estos abuelos todos los días rezamos para que nos aleje de esos males y desgracias que de continuidad nos asechan por todos lados… la vida no nos deja contemplarla con melancolía, con ojos dulces y no con ojos de muerte. Leer más

Vivencias escritas de un abuelo para sus nietos

Capítulo XII

Efectivamente el 21 de abril de 1960 llegó nuestro tercer hijo y que como era hembra le pusimos por nombre Manuela en recuerdo a su abuelo paterno, la que tuvo una niñez perfecta y cargada de esplendor en todos los sentidos, continuando siéndolo de mayor, alegre, vivaz, sonriente y cariñosa en todos los campos habidos y por haber.

Ha tenido dos hijos Lourdes y Juan ambos nacidos en Córdoba a pesar de la distancia de su residencia por el empleo de Policía Nacional de su marido Juan. Nosotros sus padres en tiempos esporádicos visitamos sus domicilios en Barcelona y Parla (Madrid).

familia

Su esposo se hace sentir admirado por su familia ya que es una persona que Leer más

Vivencias escritas de un abuelo para sus nietos

CAPÍTULO XI.-

15

Este día 16 de abril de 1988, quiso Dios que en vez de hacer la reunión con los familiares lo hicieron solo los componentes de la referida Asociación. Al regreso de lo acontecido con sus compañeros regresaron cada uno en sus vehículos particulares a los domicilios respectivos, él tuvo la mala fortuna que al llegar a una rotonda o glorieta de distribución de tráfico una de las ruedas rozó con el bordillo de la isleta perdiendo el equilibro saliéndose de la carretera hacia la cuneta de más de un metro de profundidad, no siendo Leer más

Vivencias escritas de una abuelo para sus nietos

CAPÍTULO VII.-

VIAJE DE NOVIOS.

Como a principio de mi narración os mencionaba los medios económicos en nuestro noviazgo eran muy reducidos, supuesto que este abuelo trabajaba como obrero del ramo de la construcción y vuestra abuela lo hacia como sirvienta de hogar, motivos estos que nos privó de hacer ese viaje de novios que toda pareja pudiente hace normalmente por ser de gran ilusión a una pareja recién casada.

El día que contrajimos matrimonio nuestro viaje de novios fue sustituido por entrar en el cine de verano llamado” El Rinconcito” situado en la Puerta del Rincón cine éste que vosotros nuestros nietos no lo habéis Leer más

Volver a arriba