Archivo de la categoría ‘Nietos’

La importancia de leer

leer1

La atrofia es la multa que tenemos que pagar por no hacer ejercicio mental, y para mi es una multa terrible. De hecho, es la razón por la que muchas personas que fueron muy activas, mueren poco después de la jubilación.

A mi edad y cada día que va pasando la verdad es, que voy encontrando obstáculos mentalmente que me causan un impedimento o barrera para conseguir unos objetivos.

Por lo tanto, he decidido leer y como no también escribir, para que por estos medios siga mi salud y bienestar humanamente lo mejor posible con el objeto de no dejar decrecer mi forma intelectual, moral y como no espiritual. Si no me aferro a tener una mente activa ella puede llegar a morir, y la verdad no quisiera entrar a obstaculizar mi mente.

Desde mi jubilación contribuyo a leer todo aquello cuanto cae en mis manos, y escribo todo cuanto puedo para de esta forma aumentar el grado de conocimiento y el grado de comprensión del mundo en el que vivimos los seres humanos.

Escribe abuelo Andrés.

Emancipado..

Hay muchas cosas que hoy pasan por mi cabeza y cada una debería tener su propia entrada, por eso hoy será esta:

¡¡¡Vivir solo!!

emancipacion

Ayer 6 de agosto. Ya lo decidió, se marchó del nido del hogar de su madre. Si ha querido uno de mis nietos emanciparse para tener una personalidad propia y una formación adulta completa y en libertad.

Ya se ha marchado y alquilado un pequeño apartamento en lugar distinto al de su madre. ¡Ya es libre según su parecer!.

Ha dicho adios, hogar de mis traumas infantiles, te dejo para siempre, se acabaron las interrogatorios inquisitoriales de una madre y hermana mayor que ha dejado con lágrimas en los ojos.

Este abuelo sabe que los hijos de hoy día tienden a evolucionar paulatinamente hacia la emancipación, lo queramos o no.

Aquellos pequeños a los que hemos querido tanto encuentran las riendas de su vida y sueltan amarras para afrontar solos todas sus decisiones. Nuestro apoyo es confiar en que saben lo que hacen.

A muchas personas esta situación le entristece, como si produjera una separación definitiva . Sin embargo, solo significa un cambio en la relación. El tiempo trascurre más rápidamente de lo que somos capaces de aceptar, en realidad se impone y tenemos que decir “adíos a nuestros pequeños” y saludar a estos adultos, que además son

ese papel.

El amor nos unirá para siempre, pase lo que pase, lo sepamos expresar o no. El amor se encuentra ahí, en el seno de la familia y en nuestro sentir. Lo que cambia, es la posición existencial en la que nos hemos instalado tanto años.

Quiero manifestar a este nieto que ¡su madre sigue siendo su madre! Aunque él quiera ignorarlo.

Lo que una madre dice a ese hijo:

Tu partida

En el silencio de una tarde triste te ví partir,
me conformé tan solo con mirarte
y mi corazón nada podía decirte.
Voy a llorar sin contenerme,
y cada lágrima serán mis fuerzas
para luchar en contra de este amor de Madre-

Escribe Abuelo Andrés.

Escribir un libro, tener un hijo y plantar un arbol

Son unas maneras ejemplificadas para dejar algo positivo en nuestra existencia. Son muy interesantes las tres teorías, yo he escrito un libro, también he tenido hijos, pero amigos, nunca jamás he plantado un árbol.

Escribir un libro.

Han sido unas vivencias para mis nietos; en él, digo haber aprendido de quienes nos antecedieron ya que es nuestra obligación dejar algo que sea fruto de nuestro aprendizaje y sea a la vez beneficioso para nuestros descendientes..

Cuando desde el más allá vea la vida de mis hijos, sabré que escribí un buen libro, cuando mis hijos le cuenten a sus hijos cómo era el abuelo Andrés… si lo hacen como un cuento rosa o como un policial de terror… será la experiencia de ellos después.

Tener un hijo

Si, he tenido tres hermosos hijos que heredaron las semillas de enseñanza iguales a las de sus padres, manera esta de sentirse bien realizado en nuestra vida, pienso que sentirse realizado pasa por saber que supimos hacer bien las cosas que
la misma vida nos fue deparando … pasando luego a sentirte satisfecho con uno mismo al comprobar que tu has preparado para ellos ese camino de futuro. Todo aquello que se hace con ganas te da satisfacción.

Plantar un árbol.

La verdad que nunca a mis 82 años de edad he tenido ese alto grado de satisfacción relacionado con la plantación de un árbol, un árbol para que se formalicen esas tres verdades o refranes de la vida “escribir un libro, tener un hijo y plantar un árbol”. Me es penoso y triste decirlo, pero nunca he plantado árboles solo plantitas de flores, algunas no se me dan y otras más si y se ven hermosas!!…me encanta la naturaleza y las plantas.

Espero que en esta corta vida en que vivimos tener algún día la probabilidad y satisfacción de poder plantar un árbol, supuesto que plantarlo es plantar una vida nueva y materializar a la vez un futuro y una esperanza, que
luego nos devolverá con una feraz cosecha que sin duda ha de ser un bien para los demás.

plantar-un-arbol

Todo en la vida se nos devuelve antes o después en mayor medida. Es lo que dicen por ahí: Que si siembras vientos recogerás tempestades pero como en este caso si sembramos un árbol este nos dará unos frutos que nos llenaran en su tiempo de grandes satisfacciones, alegrías y muy buenas esperanzas.

Escribe abuelo Andrés.

82 años cumplidos..

Ayer día dos de julio y con una calor sofocante abuelo Andrés cumplió sus 82 años de edad, fue un precioso día desde las primeras horas en que fui recibiendo felicitaciones telefónicas por parte de mi hija Manoli, mis nietos, mi nuera Mati esposa de mi hijo Pepe (q.e.p.d.) y como no de algunos amigos.

No he soplado las velas pertinentes en esta celebración ya que por estar solos mi esposa María y yo no era pertinente ni ocurrente.

También he estado algo preocupado ya que uno de mis nietos el llamado Noël el mayor de los seis estando de viaje dos días antes de mi cumpleaños en Barcelona tuvo que ingresar en uno de los Hospitales de aquella ciudad por un dolor abdominal, al que le diagnosticaron tener piedras en la vesícula y precisamente hoy tiene que pasar aquí en Córdoba por un médico especialista para que le dictamine las causas y si es necesaria una operación.
La verdad sientes ese dolor como si se tratara de ti mismo, motivo poderoso para no estar a gusto.

En fin que el día lo pase contento en lo que cabe con mi esposa María, colmándose mi mente de aquellas imágenes de años pasados en lo que todo fue felicidad.

Lo mejor de todo y el mayor regalo que este abuelo ha recibido por parte de todos ha sido que se han acordado de que abuelo Andrés ha cumplido esos 82 años de su vida.

Gracias a todos.
Abuelo Andrés.

Volver a arriba