Archivo de la categoría ‘Mi Diario’

La importancia de leer

leer1

La atrofia es la multa que tenemos que pagar por no hacer ejercicio mental, y para mi es una multa terrible. De hecho, es la razón por la que muchas personas que fueron muy activas, mueren poco después de la jubilación.

A mi edad y cada día que va pasando la verdad es, que voy encontrando obstáculos mentalmente que me causan un impedimento o barrera para conseguir unos objetivos.

Por lo tanto, he decidido leer y como no también escribir, para que por estos medios siga mi salud y bienestar humanamente lo mejor posible con el objeto de no dejar decrecer mi forma intelectual, moral y como no espiritual. Si no me aferro a tener una mente activa ella puede llegar a morir, y la verdad no quisiera entrar a obstaculizar mi mente.

Desde mi jubilación contribuyo a leer todo aquello cuanto cae en mis manos, y escribo todo cuanto puedo para de esta forma aumentar el grado de conocimiento y el grado de comprensión del mundo en el que vivimos los seres humanos.

Escribe abuelo Andrés.

Dime

En mis manos he podido tener un libro del escritor Jorge Luis Borges y de él he podido leer diferentes temas entre ellos uno titulado “DIME” que me ha penetrado en el corazón, motivo este por el cual quiero expresarlo en este post por tener tantas y maravillosas palabras que me han llegado en mi muy profundamente y copiando su texto dice así:

Dime por favor donde estás, en que rincón puedo no verte, donde puedo dormir sin recordarte, y donde recordar sin que me duela.

Dime por favor donde puedo caminar sin ser tus huellas, donde puedo comer sin recordarte, y donde descansar con mi tristeza.

Dime por favor cual es el cielo que no tiene el calor de tú mirada, y cual es el sol que tiene luz tan sólo, y no la sensación de que me llamas.

Dime por favor cual es el rincón en el que no dejaste tú presencia.

Dime por favor cual es el hueco de mi almohada, que no tiene escondidos tus recuerdos.

Dime por favor cual es la noche en que no vendrás para velar mis sueños…

Que no puedo vivir porque te extraño, y no puedo morir, porque te quiero.

Escribe abuelo Andrés.

¿Se terminaron las obras?

Si, los albañiles cumplieron con su palabra, dos días de nueve horas y todo concluido.

Pero no pueden ustedes daros cuenta la cantidad de polvo que se ha acumulado en la mayor parte del piso a pesar de las precauciones puestas para evitarlo¡

Si quitaban la bañera salía polvo, si quitaban azulejos otra vez polvo, cuando hacían mezcla polvo otra vez, movían los sacos de materiales polvo nuevamente, pero lo peor fue cuando llegó la hora del corte de los azulejos con una radial en la terraza, aquello no era polvo aquello parecía un túnel del tren, salía polvo de todos los colores sobre todo el rojo, tanto fue así que no sabía si las mesetas tenían todas ellas flores de dicho color.

polvoencasa

¡Socorro¡ Albañiles en casa

Todo ha comenzado con la necesidad de quitar la bañera y colocar una placa de ducha rectangular.

El martes día 3 a las 8´30 de la mañana entraran como unas fieras en mi casa un equipo de albañiles para comenzar dichos trabajos, necesarios por la edad de mi esposa y la de este abuelo supuesto que ya nos cuesta trabajo acceder a la bañera y aún más a mi querida esposa por su enfermedad.

Los trabajos son de quitar bañera, azulejos y reemplazar estos últimos por otros que hagan juego con los ya puestos para que no varié mucho su configuración. El tiempo de estos trabajos según los albañiles será de dos días y medio.

No temo a esos trabajos que son de mucha necesidad para nosotros, lo que más me duele y me impacienta es saber la cantidad de polvo que se congestiona y las molestias que conlleva esta clase de trabajos en un piso. Serán unos días de agitación y complicaciones hasta verlo todo colocado y limpio, pero claro, para ello se encuentra este abuelo para solucionarlo.

Ya contaré que tal punto final han dado estos trabajos.

banera

Escribe abuelo Andrés.

Volver a arriba