Archivo de la categoría ‘General’

Estuve en el umbral del cielo

infarto
Es cierto, hace 19 años padecí de un infarto agudo de miocardio, conocido en el uso coloquial como ataque al corazón, ataque cardiaco o infarto producido por una obstrucción de una de las arterias coronarias. Ingresé en un Hospital de la Seguridad Social conciente, pero al ser atendido sanitariamente perdí el conocimiento, momento este en que me vi horizontalmente encima de una nube que lentamente avanzaba hacia arriba con poco movimiento y de un color muy blanco parecido al algodón como si necesitara reconocer el lugar donde posiblemente iba a quedar mi ser, mi alma, para siempre. Mientras avanzaba de ese viaje disfruté y me sentí tranquilo en todo momento, pero repentinamente sentí como la nube con mi cuerpo tocaba en cualquier cosa sin saber lo que pudiera ser, momento este que abrí los ojos y observar como en la habitación en que me encontraba existían muchas personas vestidas con batas blancas y de entre ellas una voz me decía cariñosamente ¡Ya pasó el peligro, no se preocupe!

Para mi fue un inicio del viaje al más allá, que hizo asomarme a la cornisa del abismo de la muerte. ¿Cual real fue esa visión? “No ví aquello con mis ojos físicos -recuerdo- sino con los ojos de la mente.

No sabemos en realidad donde nos espera la muerte, pero hay que estar concientes, yo he tenido una experiencia de la cual no quisiera volver a pasar para acariciar el cielo materialmente para vivir el espiritual en realidad.

De verdad, estuve en el umbral de la vida a la muerte y puedo atestiguar que tal evento conlleva a ciertos milagros que nos hacen creer que Dios existe.

Leyendas y Tradiciones

ermita-de-lanzad
En la punta de A Lanzada, parroquia de Noalla (Sanxenxo, Pontevedra), se encuentra uno de los santuarios gallegos relacionados con la fecundidad: se trata de la ermita de A Lanzada, capilla del Siglo XII.

La playa de La Lanzada se convierte en punto de encuentro de devotos que desean tener descendencia. Es un clásico entre los ritos de fertilidad. La fama de este arenal se debe a la creencia de que sus aguas son fuente de vida y tienen la capacidad de promover la fecundidad de las mujeres que realicen un baño ritual.

La playa de La Lanzada está dividida por una pequeña península de tierra que se adentra en el mar, y que termina en una especie de mirador cercado. Este promontorio guarda unas cuantas páginas de la historia de Galicia, ya que se supone que hubo allí un faro presumiblemente fenicio, y unas ruinas más modernas de un castillo del siglo XII.

playa-de-la-lanzada
En esta península se halla la ermita dedicada a Nosa Señora de Area, pero que todo el mundo conoce como A Lanzada. La Entrada principal de la ermita de A Lanzada está mirando hacia el mar. Pocos metros más adelante hay unas escaleras que bajan hasta las rocas. Allí se encuentra la <>, un conjunto de piedras de formación natural que tienen forma de cama y que constituyen una pieza imprescindible en el ritual de fecundidad. El otro elemento del mismo son las propias olas de la playa.
Numerosas parejas se acercan a este alejado y paradisíaco lugar con la única intención de que el ritual les otorgue la fertilidad y conseguir así la ansiada descendencia. <>.

La tradición manda que el ritual debe hacerse en la víspera del día de San Juan. Los amantes deben ir esa noche a la <> y consumar el acto sexual en este espacio que forman las piedras junto a la playa. A continuación, la mujer debe ir a la playa que está junto a la ermita y mojarse con <>, de modo que cada una de ellas le llegue hasta el vientre. Éstas simbolizan los nueve meses de embarazo, que – según los creyentes – la Virgen concederá a los aspirantes a progenitores.

El ritual de fertilidad de A Lanzada tiene también sus variantes, según están recogidas en las tradiciones populares y en la literatura. Una de ellas es que la mujer moje su vientre con siete olas en vez de nueve. Entra también dentro del ritual el encender una vela de cera virgen después del baño, y pasar por debajo del retablo de la capilla como petición de amparo. También hay fechas alternativas, como son las visperas de los días de fiesta en honor a la virgen de A Lanzada, o el día de la Ascensión, antes de salir el sol.

Otro de los rituales que también se realizan los días de fiesta en A Lanzada consiste en entrar en la iglesia, escoba en mano, y barrer tres veces por detrás del altar para echar fuera – de forma simbólica – todos los males.

El temor de estar solo

Hago un repaso de lo vivido y me viene al pensamiento el temor de estar solo, piensas y te dices para ti que opinaran los demás de mi, hasta que pude darme cuenta de que de todos modos opinarían igual de ello.

Hoy día doy gracias por todo lo vivido y he comprendido inmediatamente debía tener fe de mi mismo para hacer desaparecer esa soledad de mi mente y desechar el dolor de mi cuerpo.

He aprendido por mi edad que al estar solo siempre piensas en que la muerte se encuentra más cerca de uno mismo pero que ella no es el final, sino más bien un comienzo de otra existencia desconocida.

Puedes experimentar internamente el acercamiento de dejarte llevar a otra clase de libertad necesaria para deducir la voluntad de Dios.

Si no reconociéramos nuestra ignorancia nos alejaríamos de la sabiduría.

Abuelonet.es

Mujer apuñalada por un ladron

mujer-acuchillada
La imagen de esta mujer rusa con un cuchillo clavado en su espalda ha dado la vuelta al mundo. Parece imposible que Julia Popova, de 22 años, no se enterara de que había sido apuñalada hasta que llegó a su casa pero, según informa el diario británico Dayly Mail, los médicos que la atendieron han confirmado la veracidad de este hecho insólito.

Julia Popota fue atacada por un hombre que intentó robarla el bolso. Ella forcejeó para evitarlo y acabó sufriendo un terrible apuñalamiento por la espalda. Pero la joven no sintió nada y, aún en estado de shock por el asalto sufrido, se fue a casa. Allí, sus padres comprobaron horrorizados lo que le había sucedido a su hija.

Según ha declarado al diario Daly Mail uno de los médicos que atendió a la joven, “esta foto es nuestra, ella estuvo aquí”. Además, otros médicos que no han querido ser identificados, también han confirmado al diario que el caso es auténtico.

Julia pasó más de una hora con el cuchillo en la espalda pero, una vez que los médicos le operaron y se lo extrajeron tuvo una recuperación sencilla y no tendrá secuelas de ningún tipo.

Cortesía de Telecinco.com

Volver a arriba