bodas.jpg

¡Que bonito es recordar aquel día en que estos abuelos Andrés y María nos convertimos en marido y mujer… y sentir la alegría de estar un año más dentro del ciclo del aniversario de las “BODAS DE ESMERALDA” al cumplir el 25 de julio 56 años de casados, y así un año más…y otro más… y otro más hemos compartido estos abuelos

Es cierto son 56 años compartiendo sonrisas y caminando juntos, han pasado dentro de esos años muchas cosas, demasiados rincones que han quedado vacíos pero seguimos sintiendo que es necesario sonreír,  que es necesario hacer un guiño a las desgracias y continuar mirando el camino con esperanza, para hacer realidad todos los sueños… queremos seguir viendo crecer a nuestros nietos, y ver sus vidas repletas de ilusiones caminando hacia el mundo de la esperanza para poder compartir nuestras sonrisas.

Escribe Andrés Téllez Fímia.