¿Quién no llena el año nuevo de buenos propósitos?…todos aprovechamos el cambio de año como una cuenta atrás para tener una vida mejor…pero ¿a veces suele quedarse en meras intenciones? Ya es hora de empezar a pensar en nosotros mismos y preocuparnos más por nuestro bienestar.

¿Qué te parece flotar en el agua, dejando ir tu mente, como si no hubiera gravedad? Hay que buscar ratos libres para acercarnos a los demás.

¿Os acordáis de mi post? Ese en el que os dije que Internet no es cosa de ficción, somos amigos que nos descubrimos en nuestra propia desnudez del alma, sin tener que vernos forzosamente uno al otro.

Oí en cierta ocasión un proverbio que dice “Cuando llegues a la última página del libro, cierralo “Eso da a entender que hay que abrir otro libro…lo mismo se podría decir del “Nuevo Año”, hay personas que no obstante el año nuevo ha comenzado viviendo en el pasado, no pueden olvidar los fracasos que experimentaron durante ese año, tal vez la pérdida de un ser querido o alguna desgracia personal, en fin no faltan circunstancias por las cuales atravesamos el pasado año y que quedaron grabadas en nuestras mentes siendo difícil olvidarlas.

En fin…ojalá podamos ir recuperando ciertas cosas…ciertos estilos nuevos¡¡¡Que llenen de vida a la sociedad…que haya energía y exista optimismo por mejorar y que las cosas vayan a mejor y las guerras se acaben!!!…Que los gobernantes de verdad se preocupen por el bienestar de la gente…que se apliquen verdaderas soluciones, que haya de verdad PAZ absoluta y que todo mejore en este mundo lleno de peligros constantes.

Cuando la gente comienza un año nuevo tiende a replantearse muchas cosas nuevas acompañadas de promesas que nos hacemos a nosotros mismos. Me atrevería a asegurar que no hay quien no se haya comprometido a ser mejor que el año anterior, y ser mejor persona etc, etc…

Las metas deben ser realizables y saber a que dirección llevarlas, ya que las metas borrosas dan resultados inciertos, como por ejemplo querer se Ingeniero en un año, no podemos ni debemos engañarnos mutuamente.

Nuestra característica ha de ser realista y cubra todas las áreas: las finanzas, la salud, la vida en familia, el aspecto laboral y la parte espiritual que es muy importante…
Bueno, el consejo está bien, pero ¿Cómo lo logramos? Todo se ha de hacer planificando la vida privada que también necesita de éste elemento. El no planificar sería como enviar a una persona a un lugar sin fin, sin una dirección fija, y estaría totalmente perdida…como se dice en estos casos…hay que romper con el pasado y cómo no meditar que el año nuevo nos ha de proporcionar aspectos y balances de nuestras carencias.

Ojalá que nuestros deseos se cumplan y podamos tener la vitalidad que se merece nuestra propia vida ¿No creen?

Muchas personas escriben textos describiendo sus logros durante el año que pasó cómo sus deseos para el que se inicia. Tiene un valor especial tanto para el que las escribe, como para aquél que las recibe.

Abuelonet