¡Mi Córdoba! No me fui, no te abandoné, te disfruto todos los días mi Córdoba, supe esperar y me ayudaste a progresar, y logré mantenerte en mis raíces junto al barrio que me vio nacer San Lorenzo, ahora quiero darte a conocer para que sepan lo que tu eres.

“Córdoba ha sido el lugar de nacimiento de tres grandes filósofos: el estoico romano Séneca, el musulmán Averroes y el judio Maimónides. También nacieron en Córdoba el precusor de la aeronaútica Abás Ibn Firnas, los poetas Lucano, Juan de MENA y Luis de Góngora.

Córdoba, como ciudad milenaria, posee el segundo casco histórico más grande de Europa, el mayor espacio urbano del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es precisamente en él donde se aglomera gran parte de los edificios históricos de la ciudad. En él cabe destacar el edificio más importante y símbolo de la ciudad, la Mezquita de Córdoba y actual catedral que, junto al magnifico Puente Romano, forman la más conocida faceta de la ciudad. De la época romana pueden encontrarse, además del puente, el Templo romano, el Teatro romano, el Mausoleo romano y los restos del Palacio del emperador Maximiniano Hercúleo en el Yacimiento Arqueológico de Cercadilla.
dibujo.JPG

A lo largo del cauce del río Guadalquivir se encuentran los Molinos del Guadalquivir ,edificios de la época musulmana que aprovechaban la fuerza de la corriente para moler la harina tales como el Molino de la Albolafía, el Molino de la Alegría, el Molino de Martos, el de En medio, el de Salmoral, el de San Antonio, el de Hierro, el de Téllez, el de San Rafael y el de Don Tello o Pápalotierno.

Otro día daré a conocer las muchas otras cosas que tiene la Córdoba donde yo nací.