Una de las estampas más típicas de Córdoba en mayo, son los patios donde los visitantes se pueden deleitar con los colores y los olores de las plantas.

La experiencia más hermosa se obtiene recorriendo los patios durante el día y disfrutarlos a la caída de la tarde, entre el olor del jazmín y al azahar de los naranja-

Con sus patios Córdoba está en una tradición única en el mundo. Aunque, por desgracia, muy difícil de conservar por las nuevas técnicas de edificaciones modernas.

Los patios cordobeses son famosos por su belleza, llenos de colorido por su abundancia de macetas y flores que los rodean.

La tradición de “Los Patios Cordobeses” data desde el año 1918 en que el Ayuntamiento de la ciudad organiza un concurso de Patios y Cruces, en los que sus vecinos engalanan los mismos con su mayor entusiasmo para enseñarlos después a sus visitantes, celebrándose en muchos de ellos actuaciones folclóricas donde se dan citas los mejores cantaores y bailaores de la tierra.

Gracias a estos eventos el Patio Cordobés, cada día tiene más importancia en la fiesta popular, y hace que se celebre y se reciban las fiestas con entusiasmo y hospitalidad.

Etiquetas: Patios.