Archivar por Octubre, 2011

! Un dia perfecto en el campo ¡

Es martes día 18 de octubre, son las 10´45 horas, el día es maravilloso ,los residentes se encuentran en el interior del Centro de Personas Mayores “El Yate” de Córdoba muy impacientes en espera de salir del mismo para encaminarse hacia el autocar que espera en la explanada para trasladarlos a Cerro Muriano.

Residencia al fondo y autocar para traslado del personal a Cerro Muriano.

Es una excursión que dicho Centro considera efectiva y como una actividad de integración, de esparcimiento, para que las personas de la tercera edad no se sientan solos o encerrados como pajaritos, y puedan dar suelta a sus pensamientos ocultos por los diferentes padecimientos o por esa malvada enfermedad llamada Alzheimer o Demencia Senil que cuentan ya con 100 años de historia,

Efectivamente 50 residentes con 14 cuidadores como pueden ser José Luís, Ana, Ana Hidalgo, Herminia Millán, Herminia Galisteo, Eugenia, María del Carmen, Mírian, Isabel, Antonio, Jesús, Mariló, Rosa y Matilde y como responsable de la excursión la Directora del Centro María Valle. Bajo su Dirección nos dirigimos hacia un albergue que la Diputación Provincial posee en dicho lugar.

Árboles recortados con figuras geométricas.

Como anteriormente he manifestado el fin de la excursión o propósito de los componentes de la Residencia “El Yate * es que todos los componentes del viaje pasemos un día de relat ,y un agrupamiento más en conjunto entre todos reunidos en pleno sol y aire de nuestra sierra.
Llegamos en perfecto estado de salud al lugar mencionado a las 11´15 horas, lo que seguidamente nuestros cuidadores y responsables una vez sacado al personal ocupante del autocar y los menesteres para pasar el día, penetramos en el interior del albergue con más o menos esfuerzos por las edades y circunstancias personales, quedando sorprendidos en todo momento por la preciosidad en conjunto de mencionada estancia, como se puede demostrar en algunas de las fotografía que he podido reunir a este escrito.

Poco a poco te haces con el lugar, te sientas y simplemente miras y….
Nuestra visita se hace verdaderamente grandiosa por presenciar el césped, hierba, pasto grama que crecen formando una cubierta densa para andar y disfrutar de ella, relajarse, jugar, en resumen hacerte vivir en un hermoso jardín natural cuidado por personas idóneas para estos menesteres.

En pleno baile residentes de la Residencia “El Yate” con personal responsable de su cuidado.

Al poquito tiempo se personó otro grupo de residentes y cuidadores de la residencia Séneca del Grupo “El Yate•” situada en el barrio cordobés de la Fuensanta, compuesto de unos 30 residentes y unos 15 cuidadores y su Directora señora Patrocinio, que muy cordialmente se unieron ambas y tratando embellecer entre todos el lugar de esparcimiento que como digo fue muy cordial entre todos.

Con los dos Centros unidos se hicieron algunos bailes y otras actividades acordes para el movimiento de las personas impedidas, unos cantas, otros bailan y otros hacen lo que pueden para que la alegría siga adelante entre todos los componentes de la excursión.

Sobre las 14´00 horas se puso el almuerzo compuesto de bebidas de refresco y un plato con queso, pinchitos de pollo y pimientos fritos con su pan correspondiente y un yogur como postre, que a todos nos deleitó y nos sabio a poco, pero no estuvo muy mal del todo, hubo agua de beber y bastantes refrescos para refrescar nuestros paladares .

Después de reposar un rato la comida, se volvió a los juegos y bailes tradiciones en estos casos, hasta las 17´45 horas en que comenzamos a preparar nuestro regreso a la Residencia de Personas Mayores “El Yate” de Córdoba en que sobre las 17´45 hicimos nuestra entrada triunfal al Centro.

Un resumen muy cortito de lo que ha sido un día de campo

El bienestar físico y moral de las personas mayores que residimos en algún tipo de institución, no se limita al alojamiento y a la alimentación. Las personas mayores independientemente de su edad o de su enfermedad, necesitamos seguir participando en la vida social, sentirse presentes en su época y conservar la mayor autonomía posible. Lo ideal sería que los residentes puedan salir de las Residencias para encontrar la vida en el exterior, como ha sido en este día en que todos hemos sentido métodos o una etapa muy distinta a lo que se hace en el día a día en los Centros de Mayores. Con todos los medios que hemos tenido nos hemos sentido con la necesidad de cultivar otra imagen positiva a través de la satisfacción. ¿Quién pueda decir lo contrario lo manifieste abiertamente?.
Escribe abuelo Andrés residente.

Escribiendo desde una residencia para mayores

Dª Ana Naría Hidalgo en su despacho como Gobernanta del Centro el Yate de Córdoba

Hoy mi objetivo es dar a conocer quien pueda ser la persona llamada Gobernanta de este Centro donde me encuentro como un residente más del mismo y como no, saber la función profesional en el ámbito del cuidado residencial de personas mayores ; en el caso que me ocupa observo en una de las oficinas de la Residencia a Dª ANA MARÍA HIDALGO desempeñando algunas de las facetas de su cargo.

Según la actividad asignada, la misión primordial de Ana María en primer término es la de supervisar la actividad de los trabajadores a su cargo y vigilar también el buen uso y economía de utensilios o herramientas a utilizar, la buena marcha de los servicios de comedor y distribución de los alimentos a los residentes del centro, otra de las cosas a supervisar como primordial, es la de toda clase de limpieza por parte de los empleados así como de su higiene y uniformidad entre otras, misiones o desempeño que lleva con entusiasmo y alegría.

He observado muy detenidamente durante el tiempo que llevo en este Centro como uno más de los residentes, que entre el personal con cualquier cargo relevante como la de Gobernanta, haya alguna amistad o igualdad entre sus empleados, pero sí se puede observa un hermosísimo gran respeto y una cordialidad infinita entre todas las personas que componen esta Residencia de Personas Mayores “•El Yate”


María Fernández en el patio de la Residencia de Personas Mayores “El Yate”

Son dos fotografías de María tomadas por su esposo Andrés, en una de las horas primarias de una mañana cualquiera en el mes de octubre por el patio central de la Residencia de Personas Mayores el Yate.


Una de las terrazas de la Residencia de Personas Mayores El ¡Yate!


Interior residencia uno de sus patios
Con unas vistas de diferentes partes de la Residencia de Personas Mayores del “El Yate” en Córdoba, dejo mis comentarios por el día de hoy, lo que continuaré en cualquier otro día en que este residente encuentre algo más para hacerlo pasar a este blog que habla de todo lo que se concierne en el mismo, de lo que de no estar en su interior viviendo no puedes concretar lo que es una Residencia de Mayores.

Escribe Abuelo Andrés.
(Continuará)

Escribiendo desde el interior de una residencia para mayores “El Yate” en Cordoba

El señor Don Antonio Cardona, como Director General del Grupo “El Yate” comenta en la revista Algazara núm. Uno del pasado mes de agosto que tiene editada la Residencia de Personas Mayores, hace unas manifestaciones sobre el modelo sociosanitario. En su opinión, la atención social y sanitaria han de estar tan integradas que dicho espacio se sustituya por lo que se denomina, atención sociosanitaria, sin solución de continuidad.

Ante extensas discusiones sobre el tipo de doctrina a seguir la Cooperativa El Yate ha diseñado un Modelo de atención basado en una Política Socio-sanitaria y que se basa en el concepto de Cuidados Continuados dirigidos a promover medidas diagnósticas, preventivas, terapéuticas, rehabilitadoras, de atención directa a los individuos que presentan deterioro físico o mental crónico con el objeto de promover el nivel óptimo de funcionamiento físico, mental y social .

De sus palabras en la revista Algazara puntualiza que :” Estos Planes están basados en protocolos asistenciales diseñados por nuestros técnicos y establecen los pasos a seguir por los profesionales de los Centros, con el objetivo de conseguir una correcta asistencia del residente, homogeneidad de los cuidados y sirva de información a los profesionales”

Don. Antonio Cardona, tiene como mayor objetivo que el modelo a seguir por los profesionales sea primordial y basada por todos los trabajadores en unos conocimientos teóricos sin olvidar la línea de investigación y la singularidad de ser pioneros y únicos en dicho sector.

Directora de Residencia Personas Mayores “El Yate” Dª María Valle Carrillo.

Como en todo lugar de trabajo o Residencias de Personas Mayores ha de existir un responsable que haga las funciones de Empresario o Director para que asuma la responsabilidad de la mismas y se hagan cumplir las normas dictadas para cada caso, las cuales han de tener unas características personales máximas y una capacidad de gran altura para escuchar y hacerse escuchar a la vez.

En el caso en que nos encontramos y tratándose de una Residencia de Personas Mayores “El Yate”, se encuentra habilitando el cargo de Directora la señora Dª. María Valle Carrillo. En su perfil se le puede reconocer como conocedora de altos valores para llevar a buen fin la profesionalidad digna para un Centro de tanto prestigio como lo es esta Residencia, este residente viene observado en el día a día de su estancia ir conociendo todos los pormenores concerniente al desarrollo del interior de la Residencia; para mi Valle es la persona idónea, capaz de cumplir y de hacer cumplir todas aquellas normas o disposiciones dictadas para estos Centros, supuesto que por hallarse dentro de los mismos gente que necesitan del escepticismo,( el vino diario de la vejez), el cariño, el amor, la confianza y toda clase de virtudes tan valiosos como necesarios para unos corazones ya muy debilitados por el paso de la vida.

Es muy necesario que todos los abuelos y abuelas que llenamos el Centro nos encontremos siempre si es posible para ello repletos de esas generosidades de los demás, hasta el máximo de lo que se necesita entre ellas mucho¡ A M O R!.Aunque ellos no sepan de donde y como llegan a sus personas esas generosidades tan valiosas y amables como pueden que la señora Valle hace diariamente por el centro, solventando cualquier desorden, atendiendo y escuchando más de cerca a todos los residentes en evitación de un mal mayor.
Escribe Abuelo Andrés.

Dando las gracias a una Presidenta

Vivir agradecido genera un bienestar que se multiplica a través de las acciones.

Abuelo Andrés, en nombre de todos los componentes de esta Residencia de Personas Mayores “EL YATE”, familiares y como no de todos los empleados de este Centro, por haber conseguido llegar a buen puerto nuestra petición de que quedará como mascota entre nosotros el perro aparecido días pasados a las puertas de la Residencia.

Todos juntos señora Presidenta de este Centro, y con letras mayúsculas queremos darle las G R A C I A S por medio de estas letras, al haber hecho que nuestra petición de días pasados haya sido hecha una realidad, la que jamás podremos olvidar los abuelos, y todas las personas mencionadas con anterioridad, al concedernos que el animal quede a nuestro lado como mascota y no como un objeto, que su estancia entre nosotros nos anime en ese día a día a continuar engrandeciendo nuestros corazones, y como no, también

Le damos nuevamente las g r a c i a s por habernos dado la idea para que el perro sin nombre se le pudiera asignar el de “Y A T E “, como un recordatorio a esta Residencia de Personas Mayores que con su merecido cargo la representa.

La gratitud nos ubica, nos da un toque de humildad y nos sensibiliza, ya que nos recuerda que ni somos los únicos, ni podemos hacer todo solos.

Abuelo ANDRÉS TÉLLEZ .

Volver a arriba