Archivar por Mayo, 2009

Durante algunos dias Abuelonet no se actualizara por motivos de fuerza mayor.

Soy Noel nieto de Andres (o como vosotros lo conoceis, abuelonet) y por medio de estas letras quiero comunicaros que mi abuelo ingresó el pasado día 22 en urgencias en el Hospital de la Cruz Roja de nuestra ciudad con signos de gran dolor en el estómago y en parte de la cavidad abdominal con diagnóstico de “ cólico biliar” causando alta el día 25 para revisión en consulta médica con presentación de “ecografía abdominal”.

Por ello mi abuelo tendrá su blog temporalmente sin actualizar hasta que se mejore de estos padecimientos abdominales.

Saludos.

VIVENCIAS ESCRITAS DE UN ABUELO PARA SUS NIETOS. Capítulo XXII.

Nuestro servicio de correrías de ocho horas finalizó a las dos de la tarde y quisiera hubierais visto a vuestro abuelo cuando desmontó del caballo, abierto de piernas formando arco y agachado andando para buscar deprisa el pabellón donde estaba la abuela María para que me curara los cachetes del culo que tenía en carne viva, mi dolor iba acompañado de quemazón y fuertes pinchazos… me dolía la cintura, las piernas y hasta el corazón ¡ que mal estaba, de verdad!

Aquello fue un irrisorio entre compañeros y familiares que estaban en el patio observando las hazañas ocurridas a este abuelo.

Para evitar esta clase de incidencia personal para montar a caballo tuve la necesidad y obligación de hacerme de una especie de cojín, que colocado encima de la montura y sujeto con unas cintas a la misma para evitar de esta forma mis dolencias que fueron a menor poco a poco desapareciendo por completo.

En mencionado Puesto también existía un Teniente Jefe de Línea que quiso meterme como escribiente en su oficina, lo que yo no acepte por estar pendiente de mi traslado a otro puesto más cercano a la provincia Córdoba,… para mí era creer estar levantando una pared que no dejara ver el progreso, el pueblo me parecía aún más pobre y más silencioso día a día, era como ver un paisaje de pobreza sin otros horizontes de porvenir que la de la huida de aquél lugar, yo quería otro bienestar más acorde para mis dos hijos
más que el mío propio.

alcocer-abuelonet
una calle de Puebla de Alcocer (Badajoz)
Mi permanencia en este acuartelamiento fue exactamente dos años, tiempo necesario para poder solicitar traslado dentro de la misma Comandancia; solicitando mi traslado voluntario al Puesto de Granja de Torrehermosa (Badajoz) límite con la provincia de Córdoba por la parte norte y estar más próximo a nuestra ciudad cordobesa y en su día poder solicitar la Comandancia andaluza.

Llegamos cuatro y salimos con uno más (cinco)

Ustedes estaréis diciéndose eso que es?, pues llegamos a Puebla de Alcocer cuatro personas y cuando nos trasladamos a petición propia a Granja de Torrehermosa ya había nacido nuestro tercer hijo en este caso hija Manoli, pero no es que naciera en mencionado pueblo, su mamá se fue a dar a luz a Córdoba para que su naturaleza fuera esta ciudad, resumiendo que pudo haber nacido en la provincia de Málaga o en la de Badajoz, pero no, nació en la ciudad sultana de Córdoba el 19 de abril de 1960. Cuando nos marchamos a vivir al siguiente pueblo ya tenía esta niña 2 años, dos meses y 12 días.

Efectivamente fui trasladado a petición propia el día primero de julio de 1962 al mencionado pueblo como bien he manifestado anteriormente, es un pueblo que en aquellas fechas tenía 2.688 habitantes, el pueblo se caracteriza por basar su economía agrícola en los cultivos de secano, la ganadería de ovino y porcinos por sus ricas dehesas, también tenía dos fábricas de harinas que surtían a muchas poblaciones españolas.

alcocer-abuelonet2
Pueblo de Granja de Torrehermosa (Badajoz)

El acuartelamiento era ideal para la convivencia de vuestra abuela María y de vuestros padres Marí Cruz , Pepe, Manoli y como no para este abuelo. Nuestro pabellón tenía dos dormitorios, un comedor, cocina y cuarto de baño, no es que fuera un acuartelamiento moderno, fue construido en el tiempo de la posguerra por Regiones Devastadas, el Puesto se componía de cinco Guardias y un Sargento como Comandante Puesto… Para el servicio contábamos con cuatro caballos y cuatro bicicletas y .nuestra misión especial a desempeñar era como la de cualquier otro Puesto o Acuartelamiento de nuestro país, velar por el cumplimiento de las Leyes y Reglamentos, así como igualmente el cumplimiento de la misión constitucional asignada a este Benemérito Cuerpo.

A los pocos meses de mi incorporación al Puesto fui nombrado por la Superioridad como Guardia Civil de Primera, y por este nombramiento en diferentes ocasiones bien por enfermedad del Sargento Comandante de Puesto u de otros motivos como permisos u otras circunstancias tuve que hacerme cargo del Acuartelamiento, siendo bien visto y merecedor de los mejores elogios por los mandos a las horas de sus revistas periódicas al Puesto, así como de los servicios que nombraba para la vigilancia de la demarcación que correspondía al pueblo.
Continuará…

VIVENCIAS ESCRITAS DE UN ABUELO PARA SUS NIETOS. CAPÍTULO XXI.

Efectivamente el primero de enero de 1960 fui destinado a petición propia a la Comandancia de Badajoz la que me envió al pueblecito llamado Puebla de Alcocer situado en la umbría de la sierra coronada por un castillo medieval .Sus calles son angostas y descuadradas y con muchas pendientes vulgarmente se le llama “La Siberia Extremeña, con 1.500 habitantes y a 176 kilómetros de Badajoz.

tren-abuelo

Nuestra llegada fue algo accidentada, ya que salimos de Málaga en tren hasta Córdoba precisamente el 24 de diciembre para pasar la Navidad en el lugar de nuestro destino: en la ciudad de Córdoba nos esperaban algunos de nuestros familiares para ayudarnos en hacer el trasbordo de un tren a otro de vía estrecha con destino a Almorchón (Badajoz) de nuestros hijos, una con siete años y otro con cuatro así como de nuestros equipajes ya que los enseres que poseíamos se hizo por facturación de puerta a puerta, llegamos al anochecer a la estación de Almorchón y cual fue nuestra sorpresa de que al siguiente día no había servicio de autobús a nuestro destino por ser fiesta de navidad, por lo que decidimos quedarnos con los niños hasta el día 26 en una fonda junto a la estación.

Bien, llegamos a nuestro destino en una mañana llena de frío y mucha ventisca, pero llegamos después de tres días de viaje lleno de escalas e incidencias, el pueblo se hallaba al pie de una falda de sierra donde se encontraba un Castillo del siglo XIII como queriéndonos dar su bienvenida y con unas calles bastantes empinadas por la configuración orográfica., llegamos al acuartelamiento donde su Comandante de Puesto me asignó uno de los pabellones que estaba en disposición de habitabilidad.

Los servicios y horas de prestar los mismos eran muy diferentes a los de la playa, era una demarcación a vigilar llena de parcelaciones y grandes fincas.

Gran sorpresa

Para mi fue una sorpresa que en el Puesto había cuatro caballos para prestar servicios según las distancias a recorrer en la demarcación a vigilar, es verdad quedé sorprendido, jamás en mi vida había montado a caballo, ¡ni siquiera en los de feria!, pero eso es lo que tenía que afrontarme, porque montar a caballo es objetivamente hablando una actividad donde el animal no se le da la opción de elegir si quiere ser montado o no. En varias ocasiones mis compañeros me dieron algunas clases elementales de cómo montar el caballo, el como poner la montura y el como apretar la cincha que es: una especie de cinto que rodea el cuerpo del caballo para sujetar la silla de montar, supuesto que el animal al intentar apretarle la cincha él se ensancha la barriga para evitar le sea apretada, entendiendo que va a salir con un jinete montado.

Mi primer día a caballo.

abuelo-andres-a-caballo

No saben ustedes con que alegría salí mi primer día a caballo para prestar servicio por aquellos caminos, veredas, senderos y como no entre los encinares de la demarcación., ¡Oh! ,me decía,¿ que bien se va montado a caballo? …Una vez pasados los nervios, la sensación de serenidad es total… sientes una sensación de plenitud extraordinaria>> afirmaba este abuelo con vehemencia…porque lo que nosotros sentimos se lo transmitimos al caballo…por eso si alguien te dice que un montado se fue al cielo en caballo, no lo crea… pero si te dicen que se fue en un alazán, por lo en duda…

Continuará…

VIVENCIAS ESCRITAS DE UN ABUELO PARA SUS NIETOS. Capítulo XX.

Desde el primer momento que ingresé como Guardia Alumno para la Guardia Civil, se abrió para mí un largo camino por recorrer hasta llegar a la meta final.

Contaba yo con 28 años y decidí mi ingreso en la guardia civil en una academia para poder lograr mi objetivo. Tuve que estudiar y no de una forma muy dura para pasar mi primer objetivo, superar las pruebas teóricas y sacar una nota aceptable.

Y llegó el gran día de mi ingreso en la Academia de Guardias de Bellas Artes de Madrid el uno de enero de 1955 .El lema de la Guardia Civil es: <> extraído del artículo 1º del Reglamento para el Servicio escrito por su fundador, que literalmente aún con la edad que tengo 81 años recuerdo que dice: “El Honor es la principal divisa del Guardia Civil. Debe, por consiguiente, conservarse sin mancha. Una vez perdido no se recobra jamás” es lo que refleja el espíritu que rige al Instituto y la cualidad más valorada por el mismo.

No tuve ningún familiar en este Cuerpo, pero en mi niñez tuve un amigo llamado Rafael Luque que sí pertenecía y siempre que venía de permiso a Córdoba me animaba que ingresara… lo pensé y cuando anunciaron las convocatorias lo solicité como digo anteriormente.

En la citada Academia permanecí seis meses donde me cautivaron el corazón de los demás para cumplir bien el acrisolado concepto que un miembro de dicho Cuerpo goza cuando cumple estrictamente con todas las obligaciones del noble oficio.

Estando aún en la Academia tuve el honor, orgullo y la ocasión de ser uno de los componentes en el desfile militar que el Ejército hizo en unión de la Guardia Civil el primero de abril de 1955 ante sus Majestades los Reyes de España en el Paseo de la Castellana, este abuelo lo hizo en un vehículo de los llamados “jeep”

abuelonet-fotos

Tengo que deciros queridos nietos que la Guardia Civil hay que analizarla como un instrumento del orden democrático. Si es útil, se apoya. Si no lo es. Se suprime. Aquí puede opinar el que quiera.

Por favor, ¡ que nadie identifique a la Guardia Civil con la represión del orden de una dictadura que ya pasó. Yo no me olvido del general Escobar que murió fusilado con su uniforme verde defendiendo la legalidad republicana.!

La Guardia Civil tiene que ser orgullo…. Ser Guardia Civil tiene algunas diferencias con ser policía…. Ser Guardia Civil es una profesión de servicio muy especial a los ciudadanos de aquí y – sorpresa – a los de allá….

Terminé mi curso como Guardia Alumno a finales del mes de junio de 1955 siendo trasladado como Guardia Civil a la Comandancia de Málaga la que me destinó como tal al Puesto de Chilches, allí me presente ante el Sargento Comandante de Puesto con mi esposa de 29 años, y mis dos hijos Marí-Cruz de tres añitos y Pepe con cinco meses, se nos cayeron los palos del sombrajo como expresa el dicho popular, el pueblecito estaba a dos kilómetros, la carretera Málaga-Granada a cincuenta metros, a continuación la vía del tren de línea estrecha Málaga, Vélez-Málaga, donde permanecí hasta el 31 de diciembre de 1959, cuatro años sin dormir por las noches en mi cama ya que el servicio comenzaba desde la puesta del Sol hasta su salida, en evitación de desembarcos de alijos de armas u otros objetos prohibidos como contrabando.
Os preguntaréis vosotros, ¿que bien lo pasaría nuestro abuelo en la playa?, no es cierto, porque vuestro abuelo estaba cumpliendo con un deber al que estaba encomendado por el bien de la seguridad y el bienestar de los ciudadanos, no por ello este abuelo y familia en sus ratos libres de servicio también se ponía el bañador y tomar el Sol en la arena.

El Puesto que es como se le llama al acuartelamiento carecía de agua potable y de aseos unificados en cada Pabellón (vivienda de los componentes), teníamos un dormitorio, un comedor y una pequeña cocina. El pueblo más cercano estaba a dos kilómetros donde bien en bicicleta o algún vehículo que se prestara a llevarnos comprábamos los artículos de comer y también el petróleo para poder cocinar, una vez al mes nos trasladábamos a Málaga para suministrar en el economato de la Comandancia, lo que metíamos en un saco y nos lo llevaban hasta la estación del ferrocarril de vía estrecha, saco que al pasar frente al acuartelamiento y debido a su poca velocidad del tren arrojábamos fuera del vagón cayendo a la arena existente en su proximidad donde nuestra familia recogía
Continuando este abuelo hasta la próxima estación que se llamaba Benajarafe y allí tomando un vehículo que me quisiera llevar de vuelta al acuartelamiento.

Continuará…

Volver a arriba