Archivar por Marzo, 2009

Vivencias escritas de un abuelo para sus nietos

CAPITULO VIII

Nuestra hija Mari-Cruz tuvo una niñez llena de felicidad como lo fue después siendo mocita y mujer, fue muy querida y amada por todos, ejemplar, educada, alegre y muy exquisita con los demás.

Contrajo matrimonio en el año 1988 transcurriendo su vida bastante bien y de cuyo matrimonio tuvieron dos hijos Mari-Cruz y Francisco. A los doce años de su matrimonio se notó un bultito en uno de los senos lo que alertada de lo que pudiera ser inmediatamente se pudo en contacto con los médicos entendidos en la materia quienes le diagnosticaron ser un cáncer de mama sin respetar edad ni condición física.

Tuvieron que aplicarle la quimioterapia motivo por el cual se le cayó el pelo cabelludo no dramatizándose por dicho motivo, al contrario se compró una peluca para estar más vistosa y demostrar entereza y voluntad para vencer la enfermedad. Leer más

Vivencias escritas de una abuelo para sus nietos

CAPÍTULO VII.-

VIAJE DE NOVIOS.

Como a principio de mi narración os mencionaba los medios económicos en nuestro noviazgo eran muy reducidos, supuesto que este abuelo trabajaba como obrero del ramo de la construcción y vuestra abuela lo hacia como sirvienta de hogar, motivos estos que nos privó de hacer ese viaje de novios que toda pareja pudiente hace normalmente por ser de gran ilusión a una pareja recién casada.

El día que contrajimos matrimonio nuestro viaje de novios fue sustituido por entrar en el cine de verano llamado” El Rinconcito” situado en la Puerta del Rincón cine éste que vosotros nuestros nietos no lo habéis Leer más

Vivencias escritas de un abuelo para sus nietos

CAPÍTULO VI.-

PELANDO LA PAVA

Era la forma más dinámica que en aquellos años cuarenta y cinco una pareja de novios hacía para verse, hablar de sus amores y conocerse mejor, algunos lo realizaban tras una reja de ventana y otros a la puerta de la casa de la novia como era mi caso particular.

Los domingos o días festivos nuestros paseos eran por las calles Avenida del Gran Capitán, calle Concepción, Gondomar y Plaza de las Tendillas enclavadas todas ellas en el centro de la ciudad cordobesa o bien entrábamos a cualquiera de los cines “Gran Teatro o Duque de Rivas” este último desaparecido por construcción de viviendas y de esta manera pasábamos la velada. Leer más

Frases que debemos conocer

* La verdad no mancha los labios de quien la dice, sino de la conciencia de quien la oculta.

* No se necesita ver frecuentemente al amigo para que la amistad perdure, basta saber que este responderá cuando sea necesario con un acto de afecto, de comprensión y de sacrificio.

* Enterrar una amistad es una pena mayor que enterrar un amigo.

* El amigo es como el dinero, que antes de necesitarlo se sabe el valor que tiene.

¿Qué respondes tu?

Volver a arriba