Archivar por Mayo, 2007

El camino al Rocio

Si queremos hacer el camino significa pasar ocho días metido entre arenas, polvo, lodo y humedad… La temperatura alcanza durante el día más de treinta y cinco grados. Los rocieros van en carretas engalanadas o bien a caballo. Si la primavera es seca, el polvo que se levanta en el camino lo hace intransitable e irrespirable. Si es lluvioso el polvo se convierte en lodo y fango al pasar los carruajes los caminos que son ríos de fango.

El  rocío  se tiene como una fiesta religiosa dedicada a la Virgen del Rocío, también llamada Reina de las Marismas o Blanca Paloma.

Es una la las peregrinaciones más importantes de nuestra tierra. Se celebra en Pentecostés, cincuenta días después de Semana Santa. Aunque la fecha varia, viene a coincidir con las últimas semanas de mayo o primeras de Junio.

Ya ha comenzado la romerías y las  hermandades  se dirigen camino al Rocío (Huelva). La primera en llegar a la aldea, como marca la tradición será la Hermandad Matriz de  Almonte.

La mayor  concentración  en la madrugada del domingo al lunes con aproximadamente un millón de personas en la aldea a la espera del tradicional “salto a la reja”, con el que comienza la procesión de la Virgen por las calles de El  Rocío.El calor, la lluvia, las ampollas y el polvo del camino son ingredientes principales y característicos de esta peregrinación  como  es  el cante, el baile, el buen comer y el buen vino.

Al monte

Leer más

Los amigos, ese tesoro.

Amigos, casi todos tenemos amigos, o mejor conocidos todos tenemos.

Nuestros amigos nos sorprenden cada día, nos apoyan y nos dicen todo aquello que queremos oír, nos reconfortan…

Podemos decir  que  existen muchos tipos de amigos, la verdad es que no, sólo hay un tipo de amigos. Los amigos lo son cuando a pesar de haber pasado tiempo sin vernos, cuando lo hacemos parece que fuera ayer.

De esos amigos, de los de verdad tenemos pocos…si nos ponemos a contar no pasan de 5 o 6. Hay quien menciona que los mejores amigos son nuestros propios padres, y que no hay otros…, pero también hay cosas que a veces que uno no puede vivir con sus padres, ni compartirlo con ellos. Uno tiene que cometer sus propios errores fuera del control paterno, para crecer un poco.

Hay conversaciones que uno por mucho que quieras a tus padres, tenemos que mantener a los  amigos  y no con los padres y viceversa. No son territorios excluyentes, pero si distantes territorios

Mirarnos en un amigo es mirarnos en un espejo. En un espejo que devuelve algo más que una simple reproducción de la propia imagen.

No siempre tenemos  que  escuchar de los amigos lo que queremos oír. A veces conviene oír la verdad de ellos.

Al final, no nos acordamos tanto de las palabras de nuestros amigos, sino de los silencios de los mismos.

La amistad de los amigos es como la salud: Nunca nos damos cuenta de su verdadero valor  hasta  que  la  perdemos.

La amistad de u amigo  es el ingrediente más importante en la recta de la vida. Una vida sin amigos es como vivir en una isla desierta, sin agua, sin alimentos, sin luz y…

A mis amigos les adeudo la ternura y las palabras de aliento y el abrazo,  el  compartir  con  todos ellos la factura que nos presenta la vida paso a paso.

Nosotros cuando oímos decir que “un amigo es un tesoro” o que  “donde está tu amigo, está tu tesoro”, nos damos cuenta de que esas palabras resuenan  como un aldabonazo en nuestro interior.

Longevidad

246 cordobeses tienen más de 100 años de edad.
Un total de 45 centenarios viven en alguna de las residencias de ancianos o con sus familiares en Córdoba capital y el resto distribuidos en distintas partes de la provincia.

Un 77% de la población que ha superado el siglo de vida está compuesta por mujeres en general, más longevas que los hombres.

En toda España se calcula que existen mas 7.000 ancianos que ha han rebasado esta edad, cifra que se espera vaya en aumento con el paso de los años.

Según el jefe del servicio de Geriatría del Hospital  Clínico  de Madrid doctor Rivera Casal “el organismo está preparado para resistir un máximo de 120 años, pero las enfermedades físicas y mentales someten al cuerpo humano a que casi nadie consiga llegar a tal edad”.

La longevidad de una persona depende a varios factores “Por un lado hay un componente genético determinante y también influye el  tipo de calidad de vida que cada uno lleva”. La alimentación por ejemplo es muy importante, como puede ser dietas bajas en calorías y proteínas que aumentan la esperanza de vida, ya que las proteínas dan demasiado trabajo al riñón. Por último, “la muerte es otro factor a tener en cuenta cuando uno llega a los cien años.

Independientemente de las facultades físicas, que en el mejor de los casos suelen suponer  la pérdida de oído, vista y dentadura, la conservación de las habilidades mentales parece estar relacionadas con la ejercitación activa  que se haga de la memoria.

Tenemos que tener en cuenta que todos los estudios realizados, tanto sobre el rápido deterioro de la saludad como del envejecimiento activo y saludable, puede resumirse como una sola frase: “Úsalo o lo perderás”.

La capacidad física  se  mantiene  gracias  al ejercicio físico regular. La  destreza  y la coordinación manuales se conservarán si se utilizan las manos. La capacidad para caminar largas distancias se mantiene con la práctica. Para no perder la fluidez verbal resulta útil leer y escribir mucho. Las personas pueden compensar estos procesos trabajando durante largo tiempo y con más concentración. La memoria a corto plazo también decae,  aunque  con menos rapidez en los cerebros ocupados que en los pasivos.

Hay factores que nos protegen la capacidad  mental  como pueden ser:

*Continuar realizando ejercicios que incluyan tareas que desafíen nuestra propia capacidad.

*Mantener la creencia, la seguridad y la práctica de que “puedo hacer lo que tengo que hacer o lo que se espera de  mí” y no rendirse jamás sin hacer un buen intento.
*El intercambio diario de información ayuda a mantener aguzado el sentido de la realidad, ejercita la capacidad social y del lenguaje”.

*Las claves de un buen envejecimiento pueden ser:

*mantener activo el cuerpo, el cerebro y ampliar relaciones sociales.

El silencio es oro ¿Por qué?

El silencio nos ofrece protección pero también un gran desafío. El mismo entusiasmo que sentimos nos hace querer revelar a todos el motivo. Además, la propia energía que emitimos lleva a otros a darle cuenta de que tenemos algo entre manos y nos llama a contarles lo qué se trata.

No es fácil guardar ese silencio, pero lograrlo nos trae como recompensa la veta de oro, mientras   más dura nuestro silencio en  torno  a lo que queremos lograr, mayor es la pasión que crece dentro de nosotros.

A veces, nuestro silencio es la peor mentira, algunos encuentran el silencio porque tienen demasiado ruido dentro de ellos mismos.

El amor, un beso lo enciende, el silencio lo apaga… el mérito que  acepta  el silencio como la cosa más natural del mundo es el más alto aplauso.

Hemos de tener muy en cuenta que cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio, en ningún momento el silencio es más crucial que durante los retiros de meditación…

¿Qué es el silencio? Es un sueño que se queda en sueño, un beso sin respuesta o  bien es una rosa sin agua…

El silencio y la soledad son complementos. La soledad es el silencio del alma y el silencio es la soledad de las palabras, La palabra es un don tan hermoso que es mejor dejarla ir  sola  o cuando  estrictamente sea necesario.

El silencio es la voz del corazón hablando contigo. Por eso tenemos que escuchar lo que dice el corazón en silencio.

Volver a arriba