Archivar por Abril, 2007

Cordoba, encuentro entre culturas.

Córdoba es una ciudad de azahar y ojos negros, silueta que abraza el río Guadalquivir. La sabiduría que encierra cada rincón de esta tierra ha sido transmitida por los diferentes pueblos que desde tiempos remotos moraron en esta tierra. Desde asentamientos prehistóricos,  pasando por romanos, judíos y musulmanes, Córdoba ha disfrutado de una confluencia de culturas y razas que la ha hecho una joya en sí misma, poseedora  de una monumentalidad y un erudito legado difíciles de superar. Tanto es así, que en 1994 la UNESCO declaró parte del casco histórico cordobés, el más extenso de Europa, zona Patrimonio de la Humanidad.

semana santa

Es precisamente este crisol de culturas que dieron al mundo figuras tan insignes como Séneca, Maimónides, Averroes, Luis de Góngora o Julio Romero de Torres .Pasar de una época a otra es tan fácil como girar la esquina de una calle  o abandonar unas de las naves de la impresionante Mezquita para entrar en la magnifica Catedral  cristiana.

Leer más

¿Qué es la saeta?

Es una composición dedicada a la Virgen o al Cristo que se canta en Semana Santa, principalmente en Andalucía, de “entonación grave, pausada, lúgubre y casi monótona, dejando como en suspenso la cadencia final”. Su origen se remonta a los cantos nocturnos de franciscanos y dominicos del S.XV. que a su vez recogían antiguos cantos de ánimas.
También puede decir es copla de cante flamenco, de motivo religioso, que una persona canta en determinadas solemnidades especialmente en las procesiones de Semana Santa, es un cántico, de muy antiguas reminiscencias árabes que suelen cantarse al paso de Cristos y Vírgenes, ya sea desde balcones, o al pie de la calle, frente al Paso, que es forma bastante más difícil de ejecutar.

Saeta de Antonio Machado

Dijo una voz popular:

¿Quién me presta una escalera
para   subir al madero
para   quitarle los clavos
a Jesús  el Nazareno.

Cantar de la tierra mía
que  echa flores
al  Jesús de la agonía
y es la fe de mis mayores

Cantar del pueblo andaluz
que  todas las primaveras
anda  pidiendo escaleras
para  subir a la Cruz

¿Qué es la semana santa?

Todos estamos habituados a decir que la  Semana Santa va del Domingo Ramos al Domingo de Resurrección. Sin embargo, lo que celebramos es el Triduo Pascual que va de: Viernes  Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección.

La historia ha introducido lentamente las celebraciones litúrgicas consideradas en tiempo de penitencia, austeridad, silencio y contemplación.

La Semana  Santa  es un acontecimiento importante del mundo cristiano, es la semana donde conmemoramos la muerte y la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

En   cada  rincón del católico, esta festividad adquiere diferentes expresiones de tradiciones y costumbres locales. En mi ciudad se  aprecian  multidinarias  procesiones, llenas de colorido y mucho fervor, mezclándose el cristianismo con paganismo.

La Semana Santa son días de oración y llegan, no a los  oídos , ni a los ojos, sino directamente  al corazón del hombre…y al mismo Dios…

Destilan una canción de gozo y paz, lo único capaz de llegar  a  tu vida y la de los demás, dando a todos pedazos de cielo…y de felicidad…

Gloria al Rey de Israel
Jesucristo Redentor,
Bendito es el Rey que viene
En el Nombre del Señor.

La semana santa

¿DÓNDE ESTAMOS CUANDO NOS NECESITAS?

Siguieron las burlas la capa de soldado, le pusieron su ropa y lo llevaron a crucificar.
No te detengas.
Tomaron por un callejón angosto hacia la cima de un pequeño cerro llamado Gólgota, hoy conocido como el Calvario. Iba indefenso, entregado a su condena, sin vanos lamentos; pese a la inmensa injusticia que lo condenaba.. Una muchedumbre de judíos y extranjeros, llegados por la Pascua, acompañaba su pasos, alimentando su curiosidad y el placer de ver sufrir al que decía ser “rey de los judíos”.

COSAS DE HOMBRES.

¿Me estás diciendo que Cristo estuvo sólo?
Le mentiría a la humanidad completa; si te dijera que en ese momento no estuvo acompañado. Al lado suyo siempre estuvo María, su madre. Aquella joven que treinta años atrás le  había  dado su SÍ al ángel ; ahora era una mujer que ya conocía el sufrimiento.
Había enviudado, vivía en la pobreza y estaba perdiendo la único que tenía. No sé si cabe un sufrimiento mayor que ver morir a un hijo de esta manera, Pensar que ella sí que hubiera encontrado excusas para quedarse en casa. Pero allí estaba: pidiendo permiso entre la gente para poder verlo de cerca. Bregando entre el gentío hasta encontrarse con la sonrisa de su hijo malherido.

ESPERA TRANQUILO LA RESURRECCIÓN.

Ama la Cruz es aceptar con alegría los pequeños sacrificios diarios. Es hacer lo mismo que hizo Cristo durante toda su vida, especialmente, en el camino al Calvario. Seguir sus pasos, andar por el sendero de la negación de uno mismo, es camino seguro para llegar a ser otro Cristo. Te explico por qué: para parecerse a Cristo hay que dejarse guiar por el Espíritu Santo.
El alma debe estar libre del egoísmo, que en la raíz de todo pecado. Y la única manera de matar al egoísmo es renunciando a uno mismo, en las pequeñas elecciones diarias.
Esto lo explicó Cristo, cuando dijo que quien quiera ser como ÉL debería negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirlo. Jesús y el Espíritu Santo, se encargaran del resto. Pero si no hay lugar en tu corazón; nada de esto será posible.

Volver a arriba