Archivar por Diciembre, 2006

La verdad de los niños con hambre.

El mundo les está fallando a los niños al no asegurarles suficientes alimentos, tiene virtualmente la misión de erradicar la pobreza y el hambre de aquellos niños que viven más propensos a sufrir la desnutrición.
Ser pobre y vivir en lugares marginales, es una receta segura para sufrir de hambre, los grupos vulnerables habitan en zonas con poco acceso a servicios de agua potable y saneamientos, poseen un bajo nivel educativo y en su mayoría son herederos de las condiciones socio económicas desfavorables, bien de sus padres y abuelos…es la cadena de la desigualdad, hablamos de personas de todas las edades, desde bebés cuyas madres desnutridas no pueden amamantar a sus hijos, hasta los ancianos que no tienen familiares que les cuiden.
Se han realizado infinidad de manifestaciones contra el hambre en muchísimos países, siendo su objetivo de crear movimientos en la opinión para contribuir a eliminar el hambre infantil “Pero los fondos no es el único objetivo de estas manifestaciones, lo principal es la de sensibilizar a la opinión de todos los gobiernos el problema del hambre”.

Demasiado tarde. Tal vez no pensaron en eso los monarcas, los presidentes, primeros ministros que con plumas charrísimas firmaron documentos en los que se comprometieron a combatir el hambre. Si fuera cínico preguntaría ahora ¿cuánta harina, cuánto trigo, cuánto maíz, cuánto arroz, cuánto pan necesitan para olvidar tanto sufrimiento?…Por el precio de una bomba que mata a miles de niños y personas pueden seguir viviendo……..ya no se puede ser cínico ante estas cosas.-da asco y depresión,

El mayor riesgo de estas personas que sufren de hambre, vive normalmente en zonas rurales y que dependen únicamente de la agricultura para alimentarse, no teniendo otra fuente de empleo y, en consecuencia son vulnerables a la crisis, viviendo en tierras expuestas a sequías e inundaciones, otras en periferias de las grandes ciudades.
Leer más

Año nuevo, vida nueva

¿Quién no llena el año nuevo de buenos propósitos?…todos aprovechamos el cambio de año como una cuenta atrás para tener una vida mejor…pero ¿a veces suele quedarse en meras intenciones? Ya es hora de empezar a pensar en nosotros mismos y preocuparnos más por nuestro bienestar.

¿Qué te parece flotar en el agua, dejando ir tu mente, como si no hubiera gravedad? Hay que buscar ratos libres para acercarnos a los demás.

¿Os acordáis de mi post? Ese en el que os dije que Internet no es cosa de ficción, somos amigos que nos descubrimos en nuestra propia desnudez del alma, sin tener que vernos forzosamente uno al otro.

Oí en cierta ocasión un proverbio que dice “Cuando llegues a la última página del libro, cierralo “Eso da a entender que hay que abrir otro libro…lo mismo se podría decir del “Nuevo Año”, hay personas que no obstante el año nuevo ha comenzado viviendo en el pasado, no pueden olvidar los fracasos que experimentaron durante ese año, tal vez la pérdida de un ser querido o alguna desgracia personal, en fin no faltan circunstancias por las cuales atravesamos el pasado año y que quedaron grabadas en nuestras mentes siendo difícil olvidarlas.

En fin…ojalá podamos ir recuperando ciertas cosas…ciertos estilos nuevos¡¡¡Que llenen de vida a la sociedad…que haya energía y exista optimismo por mejorar y que las cosas vayan a mejor y las guerras se acaben!!!…Que los gobernantes de verdad se preocupen por el bienestar de la gente…que se apliquen verdaderas soluciones, que haya de verdad PAZ absoluta y que todo mejore en este mundo lleno de peligros constantes.

Leer más

Carta a los reyes magos

Cada año, con la llegada de los Reyes Magos renuevo mis años de la niñez plasmándome a la edad de 10 a 12 años con la alegría de recordar otro año mas de aquellos Reyes Magos, de los regalos que me traían sus Majestades desde Oriente reflejando aún más esos anhelos.

Recuerdo que tenía que escribir una carta a sus Majestades para pedir el juguete de mi ilusión como para mis siete hermanos, yo como el mayor de ellos era el que tenía la responsabilidad de hacer el escrito. Era una felicidad la que sentía dentro de mi cuerpo al coger el lápiz, – si un lápiz,- supuesto que por aquellas fechas aún no existían los bolígrafos que hoy en día es con lo escribimos normalmente.- La escritura era comentar que habíamos sido buenos durante el año, que hacíamos caso a nuestros padres, eran letras llenas de amor, cariño y mucha espiritualidad.

La redacción se dedicaba exclusivamente en pedir juguetes a los Reyes Magos con nuestra creencia de que ellos eran los que podían traerlos, supuesto que nuestros padres carecían de dineros suficientes para hacerlo, ya que como antes he manifestado en la casa nos juntábamos ocho hermanos, mi padre era albañil y su jornal apenas llegaba para el sustento de la vida común.

Leer más

El recuerdo de la navidad

Dentro de pocos días celebraremos  la Navidad, fiesta vivida intensamente por todas  las familias cristianas. Este año del 2006, es el primero en que me encuentro escribiendo en esta página Web para todos vosotros, por ello quiero os llegue mi felicitación por medio de esta Bitácora a todos los Internáutas y que sea extensivas también a vuestros familiares.

La Navidad  parece que  este año  es  como si os estuviese viendo –preparando en casa el nacimiento, reconstruyendo el ambiente en que nació Jesús  ¡Es cierto! En este periodo navideño recuerdo como año tras año, es decir, desde mi juventud me ocupaba en casa de mis padres y posteriormente en la mía, a colocar el belén  con su establo, y en lugar central del mismo a la Virgen, San José al niño Jesús con el buey y la mula en sus alrededores, y como no los pastores con las ovejas, el puente, ese río con papel plateado como si fuese agua, los molinos y un sin fin de figuritas como los Magos de Oriente siguiendo a la estrella hasta el lugar donde estaba el Redentor del universo.

Me ha gustado en estas fechas tan señaladas representar este encuentro pascual, tener un Belén en casa, y disfrutarlo tanto con mis hermanos en la niñez como con mis nietos, donde cada uno colocaba las piezas en el lugar que más le agradaba o le parecía mejor, para luego una vez terminado cantarle los  villancicos populares de la época .

A partir del año 2002, dejé de hacerlo por la muerte de una hija de 50 años, casada y con dos hijos pequeños, de la enfermedad de cáncer de mama, precisamente en ese mes de la Navidad. Todos los símbolos del Belén han quedado guardados en cajas de cartón, ya que la prueba de fuego ha quedado apagada dentro de mi cuerpo, no teniendo ningún aliciente ni interés en seguir haciéndolo.

Leer más

Volver a arriba