¿POR QUÉ? DIME.

¿Por qué?, dime, ¿Por qué?
¿Por qué se empapa el hombre de crueldad?
Se burlaron de TI
te escupieron al rostro
a pesar de TU potestad
Para arrasar la Tierra
con un solo gesto
no lo hiciste.
Ahora dos mil milenios después
a TI Cristo, todavía te interrogan
Igual que entonces
¿Por qué? dime.

CONDENADO A MUERTE

¿No tiembla la palabra muerte?
¿Dónde tienes, Señor, guardada la inocencia?
Esa verdad que anula la sentencia
Que te acusa, Señor ¿por qué se esconde
¿Por qué callar y bajar la mirada
cuando mis ojos necesitan ver
la fuerza por tu gusto dominada.