Todo ha comenzado con la necesidad de quitar la bañera y colocar una placa de ducha rectangular.

El martes día 3 a las 8´30 de la mañana entraran como unas fieras en mi casa un equipo de albañiles para comenzar dichos trabajos, necesarios por la edad de mi esposa y la de este abuelo supuesto que ya nos cuesta trabajo acceder a la bañera y aún más a mi querida esposa por su enfermedad.

Los trabajos son de quitar bañera, azulejos y reemplazar estos últimos por otros que hagan juego con los ya puestos para que no varié mucho su configuración. El tiempo de estos trabajos según los albañiles será de dos días y medio.

No temo a esos trabajos que son de mucha necesidad para nosotros, lo que más me duele y me impacienta es saber la cantidad de polvo que se congestiona y las molestias que conlleva esta clase de trabajos en un piso. Serán unos días de agitación y complicaciones hasta verlo todo colocado y limpio, pero claro, para ello se encuentra este abuelo para solucionarlo.

Ya contaré que tal punto final han dado estos trabajos.

banera

Escribe abuelo Andrés.